JUANCHIAR : Lugar para el encuentro de amistad y mas........

  Archivos
Sep 08 [42]
Ago 08 [3]
Jul 08 [10]
Nov 07 [2]
Oct 07 [20]
Dic 06 [5]
Nov 06 [5]
Oct 06 [22]


Sindicación
Artículos
Comentarios


Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
16 de Octubre, 2007

 

Los nuevos secretos del Area 51

Enlace permanente 16 de Octubre, 2007, 7:36

De todos los relatos que implican al gobierno norteamericano en el fenómeno OVNI y las abducciones, el más sorprendente hasta la fecha procede del ex militar Dan Sherman. Según documentación confidencial, fue instruido en un programa que le capacitó para comunicarse con inteligencias extraterrestres.

Por: Tim Coleman

En la última década, una serie de personas con a la información confidencial de la National Security Agency (NSA) ha roto su juramento de confidencialidad para desvelar detalles de varios proyectos secretos relacionados con Ovnis. El relato más raro hasta la fecha procede de Dan Sherman, cuya estancia durante doce años en la Fuerza Aérea estadounidense presuntamente culminó en un programa de instrucción para capacitarle para la comunicación con inteligencias extraterrestres.

En 1997, Sherman decidió hacer pública su extraordinaria historia y primero se la contó a Glenn Campbell, investigador del Área 51. Un año después, tras mucho asesoramiento jurídico, Sherman publicó su libro "Above Black". En el mismo afirmaba que en 1992 fue enviado a las oficinas centrales de la NSA en Fort Meade (Maryland) para tomar parte de un curso de instrucción regular para "inteligencia electrónica", un campo en el que Sherman ya poseía mucha experiencia.

Sin embargo, para su sorpresa, cuando llegó a la NSA fue informado por sus superiores de que había sido destinado a un curso adicional que formaba parte de un programa secreto llamado 'Project Preserve Destiny' (PPD).

Se le informó sin rodeos que el PPD había empezado en 1960 y que programa era un proyecto de manipulación genética con el sólo propósito de cultivar niños para que tuvieran la habilidad de comunicarse con los extraterrestres mediante lo que llamaban "comunicación intuitiva".

Naturalmente, Sherman se quedó muy traumatizado al recibir esta información, pero mayor fue su asombro cuando le dijeron que el programa de "manipulación genética" incluía la abducción de humanos por extraterrestres y la consiguiente modificación genética de niños no natos.

Sherman declara que fue informado por el oficial al mando de la NSA de que él era uno de esos niños y que el curso de instrucción en el que iba a embarcarse aumentaba las habilidades de comunicación que ya poseía en forma latente.

Comunicación intuitiva

Todas las tardes durante diez semanas, tras la instrucción convencional, Sherman era llevado a unas instalaciones subterráneas y se le instalaba en un ordenador donde llevaba a cabo su instrucción como "comunicador intuitivo".

Según Sherman, al principio esta instrucción consistía en ponerse unos auriculares y escuchar un tono específico. Luego tenía que duplicar este tono "zumbando o murmurando mentalmente" mientras intentaba modificar la forma de una onda que había en una caja sobre la pantalla de un ordenador frente a él.

"Después de intentarlo dos días, algo ocurrió en mi mente y fui capaz de aplanar la onda. El ordenador debía tener una tecnología 'exótica' muy avanzada, ya que era capaz de aplanar la onda sin ningún contacto físico con el ordenador?”, cuenta Sherman.

Al poco tiempo era capaz de aplastar diez ondas a la vez, y luego aprendió cómo hacer diferentes combinaciones. Compara el proceso con el de 'tocar' una especie de gaita mental: "Pasado un tiempo podía sentir el movimiento en las cajas y luego descubrí que esto era como tener contactos con alienígenas". Sherman afirma que no existe un marco de referencia para intentar describir cómo es la comunicación intuitiva.

"Es como intentar explicar el color a un ciego", aclara. Sin embargo, es probable que la instrucción permita que se desarrolle alguna forma de habilidad psíquica latente, tal vez psicoquinesia o algún aspecto de visión remota”.

Tras completar su instrucción, Sherman fue llevado a trabajar a otra zona, que él llama la base 1 del PPD. Allí dirigió operaciones de inteligencia electrónica dentro de un furgón de comunicación con otros dos oficiales. Se encontraba de servicio en uno de estos furgones cuando tuvo su primera comunicación extraterrestre. Acababa de encender el equipo cuando intuitivamente recibió el mensaje: "Prepárese para una serie de informaciones". Se quedó tan sorprendido que dijo: "Espere".

Sherman cuenta que en este punto funcionó la instrucción que había recibido y siguió el procedimiento aprendido. Tras unos minutos comenzó la comunicación: consistía en una serie de números que tecleó en su ordenador. Esta información fue enviada con posterioridad a la NSA.

Sherman explicó que estaba seguro de comunicarse con una inteligencia alienígena y no con alguna forma conexión humana psíquica porque la forma de comunicación era totalmente diferente de la humana. "No es como la comunicación psíquica, por ejemplo, que con frecuencia es vaga yabstracta; en este caso era extremadamente lúcida”.

Los humanos nos comunicamos de una forma lineal con un principio y un final. El sistema alienígena es instantáneo, la información está ahí, de golpe. Mi trabajo era interpretar esto y teclearla en mi ordenador.

Sherman afirma que, tras superar el trauma y la euforia de haber conseguido comunicarse con éxito con un alienígena, las comunicaciones -'comms' según las llamaban- se hicieron aburridas, convirtiéndose en mera rutina. 'Tenía que hacer un trabajo y simplemente lo hacía. Todas mis 'comms' duraban entre 35 y 45 segundos; sólo eso, justo el tiempo que necesitaba para traducirlas en forma humana'.

Sherman dice que las "comms" eran iniciadas por su contacto alienígena y normalmente consistían en una serie de números. Ocasionalmente él se comunicaba diciendo "repita la última frase?, pero no solía transmitir, sólo era receptor. Después de tres meses Sherman fue capaz de instigar un nivel de comunicación mental más sofisticado con la entidad: "Fue como si hubiera accedido a un plano superior de comunicación y al principio me preocupaba lo que podría pasarme por haber roto el protocolo, pero el alienígena con quien me comunicaba me informó que no entraba en sus cálculos que una cosa así pudiera ocurrir. Para entonces ya era capaz de hacer algunas preguntas.

"Mi impresión intuitiva de extraterrestre era que carecía de emociones, así que le pregunté si tenía emociones como nosotros. Me respondió que, aunque tenía una constitución emocional similar, le afectaba menos el entorno que a nosotros". Sherman explicó que los intentos posteriores de hacer preguntas directas al extraterrestre provocaban una ruptura en el vínculo de comunicación.

"Project Preserve Destiny"

Sherman fue luego transferido a un nuevo sitio al que denomina la base 2 de PPD. Allí continuó recibiendo sedes de números, pero sintió que procedían de un transmisor diferente.

Sherman no vio en ningún momento a los alienígenas con los que supuestamente se comunicaba. 'Mi impresión de ellos era meramente mental, pero estaba seguro de que eran criaturas extremadamente complejas, disciplinadas y carentes de emocionalidad. Sólo podía especular sobre su posible aspecto físico. Supongo que algo parecido a la imagen de los Grises que describen los abducidos'.

Sherman fue informado por su oficia1 de instrucción de que las comunicaciones entre los Grises y los militares norteamericanos habían comenzado en 1947 (el año del siniestro de Roswell) y que se intercambiaban información. Le dijeron que el objetivo del Project Preserve Destiny era crear un grupo numeroso de "comunicadores intuitivos" que pudieran ser utilizados en caso de una posible catástrofe futura que destruyera los sistemas electromagnéticos de comunicación. Nunca le facilitaron los detalles del desastre y Sherman admite que esto podría ser una tapadera para camuflar los auténticos planes de los alienígenas y la posible complicidad del gobierno norteamericano.

Pasado un tiempo. las comunicaciones en la base 2 del PPD comenzaron a cambiar de forma. La serie de números, que según creía Sherman tal vez contenían coordenadas para identificar diferentes ubicaciones, se tornaron "más pictóricas" y algunas de las comunicaciones se referían a "lanzamientos" de cohetes. Sherman afirma que durante sus "comms" podía ver en "imágenes mentales" la tecnología que funcionaba mal. Este aspecto de la historia de Sherman parece encajar con otras investigaciones sobre Ovnis que muestran que los extraterrestres tienen interés en controlar la actividad humana en el espacio. Parece también como si estas habilidades de Sherman fueran una forma de visión remota especializada.

Tras nueve meses en la base 2 del PPD, Sherman dice que empezó a recibir información que creyó relacionada con abducciones humanas: "las 'comms' empezaban como de costumbre, pero el resto era totalmente distinto. Había otras cosas como, por ejemplo, "nivel residual de dolor", "respuesta nerviosa", "normalización corporal", y otras cosas poco claras. Mi primera abducción comm tenía una coordenada que descubrí que se refería a una zona de Florida?. Sherman cree que el cambio en la naturaleza de las comunicaciones era un intento deliberado de prepararle gradualmente para que se encargara de mayor cantidad de información sobre abducciones:

"Finalmente llegué a la conclusión de que no quería saber nada más del programa. Aunque no tenía motivos para pensar que se estuviera infligiendo daños a alguien, sentía que estaba facilitando al laboratorio los resultados de unos experimentos con cobayas". Sherman afirma que abandonó el PPD en diciembre de 1994 y luego solicitó su cese militar en abril de 1995. Se sentía descontento de la forma en que el ejército había estado abusando de su potencia: "Estaba harto de ser presuntamente tan importante debido a mis habilidades porque me trataban como un subalterno al que no contaban nada".

Desde que Sherman desveló todo esto públicamente en 1997, ha dado conferencias en congresos norteamericanos sobre el fenómeno Ovni y su historia se ha divulgado por todas partes; sin embargo, sus declaraciones son muy problemáticas para los investigadores del fenómeno Ovni porque, aunque tiene certificados que prueban que fue instruido por la NaSA en inteligencia electrónica, no posee documentos o testimonios de otros miembros del PPD que corroboren y apoyen su pretensión de haber participado en el mismo.

Proyectos negros

Aunque algunos investigadores han comprobado los antecedentes militares de Sherman y confirmado que estuvo destinado en todos los lugares que pretende, solamente un investigador -Bob Huff- ha conseguido aportar pruebas que apoyen su fantástico relato.

Huff se graduó en la academia militar de West Point y tras una carrera en el ejército se convirtió en un experto en información tecnológica en empresas que tenían contratos con el gobierno. Hace décadas que investiga el fenómeno Ovni y la implicación de los militares en el mismo, de ahí que pudiera verificar que la base 1 del PPD era una base de la Fuerza Aérea norteamericana en San Vito (Italia), mientras que la base 2 del PPD estaba en Buckley (Colorado).

Más aún, ha -conseguido confirmar la existencia del PPD: "Una de mis fuentes es una mujer cuyo padre era un ejecutivo de AT & T que había trabajado en programas clasificados para la inteligencia militar cuando estaba en la compañía y pudo confirmar la existencia del PPD durante una reunión restringida".

Durante su investigación, Huff habló con unas quince personas dentro del estamento militar que confirmaron la recuperación de material espacial extraterrestre: "Según mis fuentes el gobierno norteamericano hizo grandes avances en la comprensión de la tecnología alienígena tras el accidente de Roswell. Desde mediados de los años cincuenta han estado incorporando con éxito esa tecnología en una amplia variedad de sistemas de comunicación, algunos de los cuales creo que fueron utilizados en la instrucción de Sherman. Estoy convencido de que se trata de una
tecnología increíblemente avanzada y permite a EEUU espiar todas las comunicaciones rusas".

Huff también afirma que varias de sus fuentes han confirmado la existencia del grupo Majestic 12, que supuestamente se puso en marcha tras el siniestro de Roswell para mantener en secreto el asunto Ovni. Cree que el PPD debe ser un proyecto de Majestic 12.

"Por lo que me han dicho, no es posible unirse a un grupo como el MJ12 porque nunca reclutan. Operan controlando tu carrera y si encajas en sus criterios te incluyen en el programa. Creo que eso es lo que ocurrió con Sherman. Ha habido una mano invisible guiando toda su carrera".

La descripción de Sherman de cómo están interconectados los proyectos alienígenas con programas "negros" más convencionales es otro aspecto de la historia que Huff encuentra factible: "Los proyectos negros se establecen de forma rutinaria con el único propósito de camuflar proyectos alienígenas más secretos todavía; esto no es infrecuente".

En cuanto al extraño método de la comunicación de Sherman, Huff comenta: "Creo que las habilidades PPD se relacionan con la visión remota. Ambos son canales paranormales y operan en un nivel 'no local' que va más allá de las restricciones normales del espacio y del tiempo. Sherman parece capaz de regular alguna forma de 'continuo paranormal', así sus modulaciones -cualquiera que sea la dimensión en la que funcionen los alienígenas- son detectadas por su tecnología. He comprobado de forma exhaustiva la historia de Sherman y aunque a primera vista parece increíble, he acumulado suficientes pruebas que confirman su autenticidad".

Si la historia de Sherman es creíble sus implicaciones son muy graves, especialmente en lo relativo a lo que muchos investigadores vienen sospechando desde hace tiempo: la complicidad militar en el fenómeno de las abducciones. No obstante, mientras no haya más pruebas que apoyen sus afirmaciones, la historia de Sherman sigue siendo un enigma.

(Artículo publicado en revista Enigmas Nº 54)
Reproducido de: http://www.akasico.com

Enlace directo al artículo en español: http://www.ovnistv.tv/noti_feb/n_29feb_01.htm

| Referencias (0)


 

Su secretario personal lo confirma:Juan XXIII, ¿un Papa contactado por extraterrestres?

Enlace permanente 16 de Octubre, 2007, 7:33

Se comenta hace tiempo que en una caminata veraniega en la estancia de Castelgandolfo en el año 1961, el Papa Bueno habría recibido la visita de un ser extraterrestre que le entregó importante información sobre el futuro de la humanidad. Aunque era un secreto a voces, su secretario personal decidió hacerla oficial 20 años después de la muerta del prelado, señalando que tanto él como el Pontífice, lo consideraron una contecimiento celestial. El Papa también habría reciibido importantes mensajes d ela Virgen María, los que fueron consignados en un diario.

Por: Camilo Valdvieso
Copyright TERRA Networks Chile/2005

Se dice que en el año 1935, mientras se celebraba un ritual de iniciación en un templo de Rosacruz, uno de los allí presentes se puso a hablar con una voz que no era la suya. El gran canciller de la Orden transcribió todo lo que el hermano decía, y que en 1976 se publicó en un libro titulado “Le profezie di Papa Giovanni”. El hermano no era otro que Angelo Roncalli, arzobispo de Mesembria, que más tarde accedería al pontificio con el nombre de Juan XXIII.

Juan XXIII ha sido considerado uno de los Papas más queridos de la Iglesia. Este pensador y estadista comprendió que la estructura de poder del Vaticano estaba totalmente obsoleta, y que la misma economía dentro de este Estado independiente llegaba a ser poco transparente. Sin embargo, el esfuerzo que hizo fue en vano, ya que antes que establecer nuevas guías, falleció.

El día antes de ser ordenado sacerdote y de ser ungido como tal, el entonces joven Angelo Roncalli hizo en Roma algo muy extraño. Con el padre Luigi del Rosario, recorrió la ciudad en un largo peregrinaje. Visitó primeramente San Juan de Letrán, la basílica de los misterios; allí subió de rodillas la escalinata santa, la que subió Jesucristo para presentarse a Pilatos, y que Elena, la madre del emperador Constantino, mandó trasladar de Jerusalén a Roma.

Sin embargo, uno de los eventos que más han marcado la vida de Juan XXIII fue una extraña experiencia vivida en su estancia veraniega de Castel Gandolfo, en el año 1961. Aunque era un secreto a voces, su secretario personal decidió hacerla oficial 20 años después de la muerta del prelado.

"El Papa y yo estábamos caminando a través del jardín una noche del mes de julio de 1961, cuando observamos sobre nuestras cabezas una nave muy luminosa. Era de forma oval y tenía luces intermitentes, de un color azul y ámbar. La nave pareció sobrevolar nuestras cabezas por unos minutos, para luego aterrizar sobre el césped, en el lado sur del jardín”, narró el secretario.

"Un extraño ser salió de la nave; tenía forma humana, a excepción de que su cuerpo estaba rodeado de una luz dorada y tenía orejas más alargadas que las nuestras. Su Santidad y yo nos arrodillamos. No sabíamos lo que estábamos viendo, pero supimos que lo que fuese no era de este mundo, por lo tanto, debía ser un acontecimiento celestial."

“Rezamos, y cuando levantamos nuestras cabezas, el ser todavía estaba allí. Esto nos comprobó que no era una visión lo que vimos. El Santo Padre se levantó y caminó hacia el ser”, añadió el asistente. "Los dos estuvieron alrededor de 20 minutos uno frente al otro; se los veía gesticular, como si hablaran, pero no se sentían sonidos de voces. Ellos no me llamaron, por lo que permanecí donde estaba y no pude oír nada de lo que hablaron".

Prosige diciendo que "luego, el ser se dio la vuelta y caminó hacia su nave y enseguida se elevó. Su Santidad dio media vuelta hacia mi y me dijo: ¡Los hijos de Dios están en todas partes; aunque algunas veces tenemos dificultades en reconocer a nuestros propios hermanos¡".

Aunque la experiencia parece increíble, el secretario nunca supo que fue lo que habló Juan XXIII con este misterioso persdonaje, y siempre se ha especulado con algunas revelaciones que le habría hecho el visitante cósmico.

Cabe destacar también que luego de aquella experiencia, eran continuas las manifestaciones de luces en los cielos mientras el Papa y su asistente hacían sus paseos nocturnos. Al parecer, había una conexión muy directa entre estos seres y el monarca papal.

Apariciones divinas

Aunque la experiencia que lo relaciona con extraterrestres es la más llamativa, se sabe que este místico Papa tambiñen habría experimentado ciertos estados de éxtasis en los que supuestamente vio a la Virgen María.

El primer encuentro entre Dios y Juan XXIII ocurrió el 12 de febrero de 1959, luego recibió otra visitas en donde Dios y la Virgen hacían una revelación sobre el trágico futuro que le esperaba a la humanidad. Todo fue consignado en un diario.

En él, el Papa habla del asesinato de un líder político muy importante y de la entrada de un país muy poderoso en una guerra que nunca ganaría. También habla de los conflictos entre Israel y Palestina. Juan XXIII también menciona que Dios le obligo a guardar silencio hasta que llegue el momento adecuado.

Habla también de la caída del comunismo, de las guerras en varias naciones de la Europa del Este, de la terrible hambruna que asolara el planeta después de los años 90, y de una nueva y terrible enfermedad que devastara el mundo a partir de 1984 (el Sida).

El 2 de julio de 1962, Juan XXIII recibió la ultima visita de la Virgen, quien le dio noticias alentadoras para un mundo destruido. Le comunicó que la alegría seria traída por extraños visitantes que aparecerán en la Tierra venidos de otros planetas a sembrar la paz. También le anunció que se podrá ver en el cielo la imagen del Mesías, y anunció el comienzo de un segundo paraíso en el planeta Tierra.

Mientras tanto, la Iglesia no se pronuncia.

| Referencias (0)


 

¿Qué es el Karma?

Enlace permanente 16 de Octubre, 2007, 7:31

La palabra Karma es un término sánscrito que significa, literalmente, acción. La ley del Karma explica la existencia de todos los fenómenos bajo la ley de causa y efecto. Esto significa que cualquier cosa que sucede, cualquier acción emprendida de palabra, obra o pensamiento, conlleva un necesario efecto que se manifestará cuando las condiciones sean las oportunas.

Por: Henri Gelencser

Si disparásemos una flecha, ésta recorrería cierta distancia hasta finalmente caer al suelo. La gravedad y otras condiciones son las circunstancias que posibilitan que caiga cuando sea oportuno. Que durante cierto tiempo no veamos ya la flecha, no puede mantenernos en la ilusión de que ésta no caerá nunca. Con todas nuestras acciones ocurre exactamente igual, siendo desconocido para nosotros cuándo ni cómo ocurrirán sus efectos. Puede ser que la flecha caiga en el suelo, en un árbol, o que mate a alguien, etc, dependiendo de donde o cuando la hayamos lanzado.

Del mismo modo, nuestras acciones provocan unos efectos a veces visibles a corto plazo y otras veces sin saber cuando llegarán. A veces se pueden especular con ellos, pero definitivamente no sabemos cómo ni cuándo aparecerán al estar todas las acciones de todas las cosas enredadas en una red infinita de acontecimientos.

Como nada ocurre sin una causa, entonces se puede pensar que somos seres sin libre voluntad. Este es un duro dilema para todo practicante que cada cual ha de descubrir. Si bien se puede decir que aunque todo lo que hacemos está sujeto al Karma de causas pasadas, nosotros generamos Karma nuevo una y otra vez a causa de nuestras acciones y pensamientos.

Buda enseñó el Karma en aplicación para cada uno. Eso quiere decir que si una manzana cae de un árbol, también se debe según la física a la ley de causa y efecto, sin embargo desde el budismo es incorrecto decir que es el "Karma" del árbol o de la manzana. Es decir, el Karma tiene mucho que ver con los movimientos de nuestra voluntad. El árbol o la manzana no lo tienen. Esa tal vez sea la clave para entender que nosotros sí tenemos libertad de decisión.

El Azar no existe

Se dice que cuando nos pasa algo malo es un Karma, y cuando es algo bueno un dharma, de ésta manera identificamos los efectos de todo lo que sucede, es decir, abandonamos ya la idea de la suerte para todo lo que nos sucede; buena suerte, mala suerte.

Ahora empezamos a conocer una nueva teoría fascinante que explica con claridad el porque suceden cosas positivas y negativas en la vida de todo ser humano, desde luego, tendremos que comprender que la ley del Karma no solamente opera en una sola encarnación sino que está ligada a encarnaciones anteriores, todas las causas pueden provenir de esta encarnación o de encarnaciones pasadas, ahora veremos porque: "La Ley del Karma nos da la oportunidad de depurarnos para eliminar todas las acciones negativas que hemos realizado, se nos dan muchas oportunidades para hacerlo, en cada vida es una experiencia y una oportunidad para que esta deuda finalmente se pague". Muchos de nosotros traemos deudas contraídas en encarnaciones pasadas y por ello no se nos explica claramente el porque estamos sufriendo alguna situación, cuando en nuestra actuación aparentemente no la hemos generado, sin embargo, hay deudas pendientes no reconocidas conscientemente que se tienen que pagar tarde o temprano.

Las deudas kármicas y dhármicas de toda la humanidad están ligadas entre sí, todos nos ayudamos en forma inconsciente a pagarlas, así vemos familias enteras que están pagando Karmas colectivos o individuales, como es el caso de un niño enfermo por nacimiento o mutilado por accidente, en donde el pequeño está pagando su propio Karma con sufrimiento físico, y los padres también están pagando con un profundo dolor moral su propio Karma.

Tipos de Karma

Hay dos categorías de Karma; el Karma colectivo o común y el Karma individual o distintivo. El Karma realizado por una persona sola causará una cierta fuerza, el Karma concretado por cientos y miles de personas dará lugar a una fuerza todavía mayor, mientras que el Karma realizado por millones y billones de personas, dará lugar a una fuerza aún mayor. Esta fuerza es denominada Karma colectivo. Dicho de otro modo, la conducta común de muchos seres produce una fuerza muy poderosa que determina el curso de la vida, de la historia y del universo.

El Karma individual difiere del Karma común en que sólo afecta al individuo. Por ejemplo, los desastres naturales como el hambre y los terremotos pueden sufrirlos todos los que vivan en la zona de desastre. Se manifiestan por el Karma común producido por los que viven en tal zona. La experiencia personal de la felicidad o el infortunio se debe al Karma distintivo, producido por cada individuo.

¿Cómo opera el Karma?

Aunque el Karma tiene muchas categorías y nombres diferentes, las acciones hechas por el cuerpo, la palabra y la mente de una persona se denominan todas, Karma. De esta manera, el comportamiento de una persona puede determinar su vida. Uno es responsable de todos los efectos kármicos y malos producidos por sus propias acciones. No son otorgados por deidades o por Dios. Ni existe un rey Yama que imponga castigos. De esta doctrina podemos derivar varios principios:

a) El Karma se crea a sí mismo, no es creado por Dios

Todo lo bueno o malo es creado por nosotros, no lo estipula o lo otorga Dios.

b) El Karma tiene igualdad de oportunidades; no hay favoritismo

Bajo la ley de causa y efecto, todo ser disfruta de la igualdad de la cosecha de su propio fruto del Karma. Nadie recibe trato especial. El bien engendra el bien y el mal engendra el mal. Alguno podría decir que ante las leyes de la mayoría de los países todos también gozamos de igualdad.

Empero, todavía existen algunas personas que gozan de privilegios especiales bajo el sistema legal.

Mas la ley de causa y efecto es ecuánime de manera absoluta: nadie puede gozar de algún privilegio especial.

La ley HUMANA puede ser justa y limpia, pero hay algunos privilegiados que tienen poder para manipularla. Mas no importa cuanto poder poseamos, jamás podremos escapar o manipular la ley de causa y efecto.

c) El Karma nos da esperanza y un futuro brillante

El Karma nos dice que incluso si hemos realizado muchas buenas acciones, no necesitamos tener una elevada opinión de nosotros, porque los meritos acumulados por estas buenas acciones son como una cuenta bancaria. No importa cuánto tengamos, si seguimos retirando, se acabará algún día. Una persona muy endeudada puede sentir que la vida no tiene esperanzas. Pero si trabaja duro llegará un día en que cancele todas las deudas. Así es el Karma. Le da esperanzas a la gente. El futuro de uno está en sus propias manos. Uno es libre de decidir qué camino tomar.

d) El bien engendra el bien, el mal engendra el mal

Pueden pensar que esto suena fatalista. Es cierto que el Karma decide nuestro destino y futuro. Sin embargo, somos nosotros los que creamos nuestro Karma. El efecto kármico que experimentamos depende del Karma que hemos causado.
Una persona puede haber creado incontables Karmas buenos y malos en sus vidas pasadas. Sin embargo, si no dejan que se manifiesten, es como si no existieran. Es decir, que no debemos preocuparnos demasiado por los Karmas malos que hayamos creado en el pasado. Si seguimos plantando buenas semillas en esta vida, las malas semillas de nuestro Karma anterior no tendrán ocasión de germinar. En consecuencia, sabiendo como funciona el Karma, deberíamos lograr un control apropiado de nuestro futuro

Resumen de conceptos básicos

Primero.- La ley del Karma - Dharma, o la ley de causa y efecto, nos explica el porque de los sucesos que nos suceden diariamente.

Segundo.- Debemos escoger el camino del amor, para pagar nuestras deudas kármicas contraídas en el pasado.

Tercero.- Debemos comprender lo que sucede y que nos afecta, para transmutarlo con amor y eliminar el dolor.

Cuarto.- Debemos evitar el dañar a los demás, en pensamiento, palabra y obra, ya que en realidad nos dañamos a nosotros mismos, al crearnos nuevos Karmas que posteriormente, deberán ser comentados en el futuro.

Quinto.- Es muy importante que trabajemos en nosotros mismos, tratando de despertar una conciencia superior, para lograr que el Karma colectivo que se avecina, se transmute en amor y no en dolor, como se ha vaticinado.

Sexto.- El Karma no es sinónimo de sufrimiento ni castigo, es una excelente oportunidad de crecer, aprender y evolucionar.

Séptimo.- La intención juega un papel importante en muchas de nuestras acciones, es decir si nuestra intención es pura, el efecto será Dharmico, mientras que si nuestras intenciones son negativas el efecto será Karmico. Pero indudablemente el resultado final es positivo para nosotros y para el colectivo.

| Referencias (0)


 

Los ángeles están aquí (2ª parte)

Enlace permanente 16 de Octubre, 2007, 7:29

En esta segunda entrega sobre los seres angélicos conoceremos en profunidad a otros ángeles de radical importancia en todas las religiones: los 10 Primeros Celestiales. Además, informaremos sobre cómo establecer comunicación con los ángeles, y esclareceremos los conceptos sobre la magia angélica, aceptada primero y luego condenada como herejía por la Iglesia Católica.

Por: Alejandra Bluth Solari

Continuando con la clasificación y jerarquías de las huestes angélicas, por encima de los Arcángeles encontramos a los:

Angeles

Son un grupo de seres muy próximos a la humanidad, que se ocupan de los asuntos humanos manifestando la protección de Dios., se denominan simplemente Angeles. Dentro de la categoría de ángeles hay muchos diferentes, los que más conocemos son los ángeles guardianes o ángeles acompañantes quienes se ocupan de nuestra evolución espiritual. Conforme entramos a una época de mayor luz y amor en el planeta, estos ángeles ya no necesitan ser nuestros guardianes, sino nuestros guías y compañeros entrañables hacia una conciencia cada vez mayor.

Los diez primeros celestiales

Las religiones monoteístas de Occidente han utilizado a los ángeles para ayudar a distinguir a los buenos de los malos, los espíritus benévolos de los malévolos demonios. En las culturas politeístas, las tareas que los ángeles realizan para nosotros corren por cuenta de los mismos dioses. Las funciones se tornan difusas.

Entre las grandes religiones de Oriente y en casi todas las culturas chamánicas, por ejemplo, existe un gran grupo de seres a los que se invoca para atender los detalles de la vida cotidiana: las cosechas, el clima, la fertilidad y otros temas de importancia. Sin embargo, rara vez se los percibe como guardianes personales; estos seres se ocupan más de asuntos que de individuos. En la India, por ejemplo, los "pitarah" son deidades domésticas, algo así como espíritus guardianes que cuidan que el hogar esté protegido contra la enfermedad, el hambre, la sequía u otros desastres. Entre las tribus pueblas del sudoeste norteamericano, el "kachina" es un espíritu vital que guía y beneficia; tal como el "wajima" es, para el aborigen australiano, algo próximo a un espíritu antecesor.

Todos estos son seres angélicos de un modo u otro. El hecho mismo de que los ángeles puedan aparecer de maneras tan diferentes, en distintos lugares y tiempos, emergiendo en culturas con frecuencia totalmente disímiles, sugiere que son una especie dotada de paciencia, perseverancia y un afinado sentido del absurdo.

En el caso de los ángeles más conocidos de Occidente (los que conforman el grupo de los Diez Primeros) se nota su presencia influyente a lo largo de los siglos afectando el proceso humano de manera que, invariablemente, nos cambia. Es fascinante ver que a veces un mismo ángel, por ejemplo Samäel, ha sido considerado como fuerza del bien en una época y como demonio en la siguiente. Pero en general el tono de las relaciones angélicas ha sido de buen humor, exploración mística, elevada aventura y un nivel maravilloso, casi sobrecogedor, de amor incondicional. Veamos ahora a nuestra selección de ángeles más conocidos en el mundo occidental.

Entre los 10 Primeros Celestiales se encuentran Rafael, Miguel, Uriel y Gabriel que, en su calidad de arcángeles, ya fueron mencionados en la primera parte de este artículo.

Los otros seis son:

Metatrón: según los místicos judíos, llegó a detentar el rango más alto de los ángeles, pese a no estar mencionado en las Escrituras. Su nombre significaría "el que ocupa el trono vecino al trono divino"; aunque también podría derivarse del latín metator, que quiere decir encargado de guiar o medir.

Varias fuentes tradicionales aseguran que Metatrón ha sido el profeta Enoch, quien fue llevado al cielo y transformado en un ángel de fuego con treinta y seis pares de alas, para continuar los días como escriba celeste. Ha sido identificado también como el ángel liberador y el que luchó con Jacob, el que detuvo la mano de Abraham cuando iba a sacrificar a su hijo Isaac, y el que guió a los hebreos durante los cuarenta años en el páramo.

En ciertas escuelas de misticismo se lo considera el más alto de los seres celestes, y llegó a recibir el nombre de YHWH menor (en hebreo, las letras YHWH representan el nombre más sagrado e impronunciable de Dios).

Moroni: es el ángel de los Santos de los Ultimos Días. Aunque parezca haber falta de ángeles americanos indígenas, en 1823 Moroni se presentó a Joseph Smith, en el estado de New York, y le hizo descubrir unas tablas de oro sepultadas cubiertas de densas inscripciones. Traducidas por Smith, nuevamente con la ayuda de Moroni, este texto se convirtió en El Libro del Mormón. En él se nos dice que, alrededor de 600 a.C., antes de la destrucción de Jerusalem, una familia judía huyó de la ciudad y llegó por barco a lo que hoy es América del Norte. Sus descendientes se transformaron en dos naciones: una, los antepasados de los nativos norteamericanos; la otra, perdida y desaparecida. Sin embargo, los registros llevados por uno de los últimos sabios de este pueblo desaparecido, nos dicen que Jesús se presentó a ellos después de su muerte en la cruz.

El nombre del anciano era Mormón, y fue su hijo Moroni quien sepultó las tablas con los registros de su padre alrededor del año 400 de la Era Cristiana. Según el relato, Moroni se une así a las filas de Enoch y Elías, transformados en ángeles, y sigue la tradición de Gabriel al ser el donante angélico de un libro de revelaciones. Hay una estatua de 12 metros de altura que representa a Moroni; le levanta en la cumbre de una colina cerca de Palmyra, New York, donde Smith descubrió las tablas enterradas. Muestra al ángel tal como se presentó, sin alas y vestido con una larga túnica. Smith, que fundó la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, describía a Moroni como "un ser de luz con un rostro como el rayo".

Melquisedec: el Sabio de Salem, es otro de los pocos casos conocidos en que un ángel elevado tomó un cuerpo humano, muy masculino. Según el Libro de Urantía, apareció unos 2000 años antes de Cristo completamente formado, anunciando que era un servidor de El Elyon, el Más Alto. Luego instaló un centro de enseñanza que dirigió personalmente durante noventa y cuatro años.

Fue Melquisedec quien entregó a Abraham la Alianza de Dios e introdujo el revolucionario concepto de la salvación por la fe pura en el pensamiento del planeta. Estableció un amplísimo programa misionero con centro en Salem, el antiguo emplazamiento de Jerusalem, desde donde enviaba a miles de misioneros que, literalmente, dieron la vuelta al globo.

Se cree que Melquisedec, llamado Sydik en la mitología fenicia, fue el padre de los siete Elohim, más ángeles de la Divina presencia. En el siglo III de la era Cristiana, un grupo de "herejes" que se hacían llamar melquisedecianos aseguraban estar en contacto con "un gran poder llamado Melquisedec, quien era más grande que Cristo". Su venida aquí, como sabio de Salem, parece haber sido un esfuerzo concertado de los celestiales para traer una luz muy necesaria a una época caótica y oscura, y para sembrar la simiente para el advenimiento de Cristo.

Ariel: su nombre significa "león de Dios", y existe cierta confusión en cuanto al bando en que realmente está. Figura entre los siete príncipes que gobiernan las aguas y también es conocido como el Gran Señor de la Tierra; sin embargo, para el poeta John Milton, Ariel es un ángel rebelde, vencido por el serafín Abdiel en el primer día de la guerra celeste. Los místicos judíos utilizaron Ariel como nombre poético de Jerusalem en la tradición gnóstica, ese crisol de revelaciones de los dos primeros siglos de la era Cristiana. Ariel es el ángel que controla a los demonios y también se le ha asociado con el orden de ángeles llamados tronos; se sabe que ha asistido al arcángel Rafael en la cura de enfermedades.

John Dee, el mago, ocultista y astrólogo cortesano de la reina Isabel I, suponía que Ariel era una mezcla de Anael y Uriel, ¡lo cual lo instala entre los arcángeles superlumínicos!

Ariel hace una aparición en "La tempestad" de William Shakespeare, que bien pudo haber sido el motivo de que Percy Bysshe Shelley, el poeta del siglo XIX, gustara darse a sí mismo el apelativo de "ángel Ariel".

Israfel: cuyo nombre significa en la tradición árabe "El Ardiente", es a un tiempo el ángel de la resurrección y el canto. Según estos mismos relatos, Israfel allanó el camino a Gabriel sirviendo durante tres años de acompañante a Mahoma, a quien inició originalmente en el trabajo de ser profeta.

En una variante islámica del relato que hace el Génesis sobre la creación de Adán, Al{a envía a Israfel, Gabriel, Miguel y Asrael (el Ángel de la Muerte) en busca de siete puñados de polvo, necesarios para hacer al progenitor de la humanidad; según la leyenda, sólo Asrael regresó triunfante.

Edgar Allan Poe, el conocido escritor de poesía y obras de misterio, puso al pie de un poema una críptica referencia al "arcángel Israfel, las cuerdas de cuyo corazón son un laúd, y el que tiene la más dulce voz entre todas las criaturas de Dios". Otras descripciones lo presentan como un ángel de cuatro alas que, "teniendo a sus pies bajo la Séptima Tierra, su cabeza llega a las columnas del trono divino".

Raziel: su nombre significa "secreto de Dios" y se cree que es un "ángel de las regiones secretas y Jefe de los Misterios Supremos". Según la leyenda, Raziel es el autor de un gran libro "donde está anotado todo el conocimiento celestial y terrestre". Cuando el ángel dio su volumen a Adán, algunos ángeles envidiosos se lo robaron para arrojarlo al océano. Una vez recobrado por Rahab, el ángel demonio primordial de las profundidades, el libro pasó primero a Enoch, quien aparentemente lo presentó como propio, y luego a Noé, que de él aprendió a hacer su arca. Se cree que también Salomón poseía ese libro, el cual le proporcionó sus extraños conocimientos mágicos y dominio sobre los demonios.

El Zohar (obra principal del misticismo judío) asegura que, en el medio del libro de Raziel, hay una escritura secreta donde "se explican las mil quinientas claves (para el misterio del mundo) que no fueron reveladas siquiera a los ángeles". Otros místicos judíos informan que "todos los días el ángel Raziel, erguido sobre el Monte Horeb, proclama los secretos de los hombres a toda la humanidad".

Magia angélica

Cuando el pueblo judío estaba cautivo en Egipto, todo aquello que sabían de los ángeles sufrió influencias de los egipcios, persas y babilonios. Lo que para los hebreos eran ángeles, para los egipcios eran los dioses. Así, en el panteón Musulmán, la cita sobre Azrael y Djibril tiene su correspondencia con Rafael y Gabriel.

Los caldeos y otros pueblos de la antigüedad creían en dioses buenos y malos. La magia angélica tiene su origen en Babilonia, de donde pasó a Egipto y de allí lo tomaron los hebreos. Por último llegó a nosotros a través del cristianismo.

Fueron los Egipcios quienes comenzaron a utilizar nombres mágicos como parte de sus oraciones en los rituales de magia: quema de mirra, incienso, talismanes, mientras los hebreos tomaron elementos de los rituales egipcios y los enriquecieron con elementos de la cábala.
La magia hebrea sobrevivió dentro del imperio islámico a través del u folclore que rescató los ritos caldeos. No solo preservaron la magia angélica, sino que exportaron a otras regiones del mundo (que habían conquistado) todo el conocimiento angélico. Los escritos de magia angélica se extendieron por el norte de Africa y España. La primera traducción al latín de los textos mágicos árabes y arameos fue realizada entre el siglo X y XII por los judíos españoles en la escuela de Traductores de Toledo y los miembros del clero católico de España y Francia.

La difusión de la magia angélica en la tradición cristiana comenzó en el año 967 por un monje italiano llamado Gervasio. Su práctica se transformó en algo común en el clero católico, aunque no aceptado por la máxima jerarquía católica, hasta que a principios del siglo XIV fue considerada una práctica herética.

En 1314, el Papa Juan XXII promulgó una Bula condenando a ocho clérigos por utilizar las “negras herramientas de la nigromancia, la geomancia y otras artes similares y por poseer libros referidos a ellas. Por haber consagrado ciertos elementos como espejos, e imágenes de acuerdo a las ceremonias acusadas y porque colocándose en el centro de un círculo invocaron a entidades divinas.”

En 1326 promulgó otra Bula en la que amenazaba con la excomunión a todo aquel que practicara la magia angélica o la alquimia. La magia con ángeles quedaba así erradicada de la Iglesia.

La comunicación con los ángeles

Comunicarse con los ángeles es tan sencillo como sentarse a meditar en silencio, convocarlos y hablar con ellos, hacerles algunas preguntas y apuntar en un cuaderno las respuestas que te den. Lo mejor es relajarse y confíar en lo primero que se venga a la mente. Se trata de un acto de fe y confianza, donde lo único imprescindible es creer en su existencia y en su ayuda. Los ángeles no establecen contacto sólo con personas especiales o de un modo secreto, conversan con cualquiera, como la cosa más natural del mundo.

Se dice que conforme se aprende a confiar y a creer en ellos, y a desarrollar las capacidades perceptivas más sutiles, incluso es posible verlos y escucharlos nítidamente. Existen muchas maneras de hablar con los ángeles, y de hecho es el paso siguiente de la evolución de los ángeles que trabajan con nosotros. Por ende, el intercambio va y viene, como en cualquier buena relación. Todo es cuestión de desearlo, de solicitar el contacto, de estar abiertos a escuchar y seguir la intuición, perseverando en la intención, puesto que ellos desean comunicarse con nosotros tanto o más que nosotros mismos con ellos, de modo que sueñen llevar a la persona de la mano en cuanto manifiesta la más leve intención de entablar contacto.

Se dice que los ángeles siempre responden si existe un profundo deseo de saber, de escuchar y recibir, permaneciendo abierto, sin opinión y sin crítica, mientras los fragmentos de información se van agrupando. Se confía en lo que se presenta en el momento debido para el bien de todos.

La comunicación con los ángeles tiene un sentido profundamente espiritual, ya que ellos pueden guiar mediante sincronicidades, encadenando "casualmente" hechos significativos en la vida de las personas con elevados propósitos. Los ángeles dan señales, pistas e incluso consejo directo a través de canalizaciones o telepatía para conducir a quien los invoca en distintas encrucijadas vitales. Son los mejores psicólogos, pues nos ayudan a descubrir nuestras respectivas trabas y bloqueos; los mejores médicos, porque nos develan el verdadero origen de nuestras enfermedades y los mejores asesores, pues nos ayudan a modificar nuestro presente para elegir los más luminosos futuros. Entablar contacto con ellos es un potente catalizador en nuestro proceso evolutivo.

| Referencias (0)


 

Los ángeles están aquí (1ª parte)

Enlace permanente 16 de Octubre, 2007, 7:25

Se dice que antes de nuestro nacimiento, un ángel apoya un dedo sobre nuestros labios y susurra: “Calla, no digas lo que sabes". Por eso nacemos con una hendidura en el labio superior, sin recordar de donde venimos. Los ángeles son energías cálidas, y quiénes los han visto los describen como una entidad de bellísima luz brillante, de colores intensos o de cegadora blancura. Pueden presentarse como un pensamiento, como una sensación, como una voz, como visiones o sueños, y adoptando la forma de animales, luces en el agua, bolitas de luz y como personas que jamás volveremos a encontrar. Los niños, inocentes y personas de elevada espiritualidad, son los más proclives a percibirlos. Se dice que quién es rozado por un ángel, jamás vuelve a ser el mismo.

Por: Alejandra Bluth Solari

Los ángeles. Algunos los ven como rechonchos querubines con arpas en las manos. Otros, como maravillosos seres de luz cegadora y espigadas figuras. Sosteniendo una trompeta. Pero siempre hermosos, siempre graciosos, siempre amigables, alegres y juguetones, dotados de sus ya características alas.

A diferencia de otras figuras celestiales, los ángeles son universales; están presentes como seres celestiales en todas las religiones y sistemas de creencias religiosas del mundo, son protagonistas de numerosos episodios bíblicos e históricos, y han sido musas inspiradoras de innumerables pintores, escultores y escritores. Desde siempre han sido personajes claves con importantes misiones y un significado simbólico trascendente a lo largo de toda la historia de la humanidad. Al no ser privativos de una sola expresión teológica o religión, se los encuentra, aunque a veces con diferentes nombres, en todas las concepciones religiosas conocidas hasta ahora. Con sobradas razones, podemos decir que son los personajes más populares de todos los tiempos.

Tan importantes son, que es públicamente aceptado el que cada persona es acompañada y cuidada por un ángel solar desde su primera encarnación; su ángel de la guarda, que le fue asignado como compañero y guardián al principio de su rueda reencarnativa y se encuentra siempre cerca de cada uno de nosotros, siendo percibidos ocasionalmente y más claramente en los sueños, que constituyen a menudo el vehículo de comunicación con los guías. Es el mismo que sigue acompañando a cada persona durante todas las vidas de su proceso evolutivo, y regresa a su retiro sólo después de la ascensión. Además del Angel Solar –también concebido como una Presencia Mental Superior– cada persona es asistida por dos devas: el Angel de Suministro y el Angel de Protección. Estos, sin embargo, varían al finalizar la rueda kármica, de vida en vida.

Cabe destacar que los devas o espíritus de la naturaleza son en sí un orden angélico, pero están literalmente en una longitud de onda diferente de la de los ángeles. Son los patrones imperantes que controlan todo lo viviente: lo que crece, las cosechas y los jardines, selvas y lagos, peces, aves y animales. Su sombra se aprecia en configuraciones como bandadas de pájaros, cardúmenes de peces, o en el trazo inigualable de una simple hoja.

Los devas de la naturaleza co-crean y nutren el ambiente físico, cosa que hacen con independencia de los esfuerzos humanos y, de todos los seres angélicos, son los más afines a nuestra realidad humana.

Sin embargo, según antiguos escritos esenios (los esenios fueron los que más dedicaron al estudio de los ángeles en los primeros tiempos históricos.), cada ser humano tiene tres ángeles guardianes y, en casos muy especiales, hasta cinco.


Sólo Amor

Pero, ¿quiénes son los ángeles en realidad? Se ha escrito tanto sobre ellos a lo largo de la historia, y son tantas las visiones y contacto apuntadas, que ya es imposible saber cuánto de mito existe a su alrededor, y cuánto es verdad. Se ha denominado ángel a toda criatura celeste o no material, etérea, sutil, menos densa que la materia física en la que normalmente nos desenvolvemos. A veces, en la antiguedad, se les llamaba incluso demonios, ya que dicha palabra tenía otro sentido, muy distinta de la que ahora se le dá (el Daimon griego era solamente una entidad espiritual, celeste, sutil).

La palabra "ángel" deriva del griego angelos, que significa mensajero, y es el nombre genérico de un grupo colectivo de seres, ciudadanos del espacio interior, cuyas responsabilidades incluyen la organización armoniosa del universo habitado.

Los ángeles integran el llamado Grupo Solar (formado por Angeles y Arcángeles) y el grupo de los Guías (formado por los ángeles de la guarda). Es comúnmente aceptado que componen una de las 72 Energías Inteligencias que forman la Energía Total del Universo. Según la cábala hebrea, un conocimiento que hasta el siglo pasado estaba sólo restringido a los círculos esotéricos secretos, existen 72 atributos o cualidades que rodean a Dios y que están a disposición de los hombres para atender sus necesidades evolutivas. Son los 72 ángeles o genios, cada uno de los cuales tiene un nombre ritual y se relacionan con una energía zodiacal determinada. Se dice que a cada ángel se le atribuye una invocación determinada, que es un salmo del Antiguo Testamento, haciéndose presente en forma inmediata ante este llamado, aunque deben ser invocados en estrictos horarios planetarios

Los ángeles son entidades espirituales (sutiles que, reuniendo determinadas características, se constituyen en guardianes e instructor de cierto grupo de la raza humana, habiendo 72 de ellos en cuanto a diferencia de características. Son millares de millares, pero todos, siempre, calzan dentro de una de las 72 estructuras o conjunto de características. Son seres asexuados, inteligentes y capaces de sentir.

Esta corriente de vida angélica coexiste con otras muchas en el tiempo y en el espacio, y está formada por seres vivos en continuo movimiento, que existen en una frecuencia vibratoria levemente más fina que aquella con la que nuestros sentidos físicos están en concordancia. Esto significa que no podemos percibirlos comúnmente con nuestros ojos y oídos, pero ellos sí pueden percibirnos a nosotros. Mientras nuestras realidades se interpenetran mutuamente, la de ellos abarca y envuelve la nuestra, y se mueven alrededor del plano humano con una presencia tangible energéticamente a través de vibraciones, música, perfumes, sonidos o voces, pensamientos. En fin, sensaciones.

Se dice que los niños, y las personas inocentes y de elevada espiritualidad, son los más proclives a percibirlos. Visualmente, se manifiestan de mil modos diferentes a diferentes personas, con apariencias que son sumamente personales según cada individuo. Pueden presentarse como seres de radiantes pulsaciones lumínicas, rodeados de una bellísima luz brillante, de colores intensos o de cegadora blancura, sutil y que todo lo penetra envuelta en fibras finísimas que son percibidas como alas. También suelen presentarse como esferas multidimensionales, rayos, conos y espirales de luz de tamaños variables.

También se los suele ver en visiones o sueños, comunicándose con el plano humano como figuras sabias o protectoras que prestan consejo o ayuda mientras se duerme, como seres perfectos, espléndidos y de una belleza absolutamente pura. También adoptan la forma de animales que aparecen repentinamente, de luces en el agua o bolitas de luz, y hasta como personas, que pasan por nuestra vida raudamente y que jamás volveremos a encontrar, pero que dejan una estela inolvidable, de cierta familiaridad, que no cambia para siempre.

Se dice que la mejor hora para percibirlos es durante la vigilia. Se los puede sentir como un escalofrío o un cosquilleo en la nuca, como "piel de gallina" en los brazos o como una sensación de calor más o menos intensa. También se habla de sonidos sutiles como campanitas, de fragancias de perfume, de sincronicidades que nos llevan a leer mensajes que forman parte de otros contextos como anuncios o titulares de periódicos, y que serían subterfugios que utilizan nuestros ángeles para entrar en contacto con nosotros.

Lo que los hace tan especiales es que los ángeles tienen una sola gran misión, que es manejar y transmitir la energía del Amor para actuar como puentes entre Dios y el ser humano. De hecho, la palabra Angel significa Mensajero de Dios. También se los conoce con el nombre de Mal'akh, y en sánscrito se les dice angeres, que quiere decir Espíritu Divino o Celestial. En griego se los conoce como angeros

El hombre posee una energía matriz que es la inteligencia o sabiduría. Pero necesita que le suministren otras dos: la energía de Poder, que es dada por los elementales de la naturaleza, y la energía de Amor, que proviene del mundo angélico. Así, mientras el Elemental se asocia con e Poder y el Hombre con la Sabiduría, los Angeles se asocian con el Amor.

Como mensajeros de la divinidad, se manifiestan y se contactan con el ser humano a través de esta energía, atrayendo lo mejor a nuestras vidas y tendiendo un puente de comunicación con el mundo espiritual y otros planos de energías sutiles. Se dice que tienen conciencia pero no inteligencia, y que la mejor manera de vincularse con ellos es a través del juego, de lo lúdico.

Los ángeles, de a uno

Partiendo desde un punto central, Dios, a los ángeles se los agrupa en jerarquías o vibraciones llamadas Coros Angélicos, porque sus voces cantan alabanzas a la Creación componiendo la "música de las esferas", un sonido celestial también mencionada por los herméticos como vibración básica del Universo.

Los Angeles Solares trabajan por encima de los Maestros Ascendidos o con ellos, y son seres de conciencia abierta, agrupados en hermandades de luz y dueños de libre albedrío.

Los ángeles se mueven en nueve grupos o Coros Angélicos, con distintas funciones cada uno. Como en las jerarquías angélicas lo superior se entiende no como "mejor" sino como más sutil, comenzando por los más próximos a Dios y terminando con los más próximos al mundo físico, esta es la disposición de los coros angélicos:

Los del Primer Coro reciben el nombre de Serafines; los del Segundo Coro son los Querubines; los del Tercer Coro reciben el nombre de Tronos; los del Cuarto Coro se llaman Dominaciones; los del Quinto Coro son las Virtudes; los ángeles del Sexto Coro son los Poderes; ya más cercanos a nosotros, los del Séptimo Coro se conocen como Principados; los del Octavo Coro son los Arcánagles; por último, los del Noveno Coro, son los Angeles en sí.

Serafines

Están directamente debajo de Dios y son los más cercanos a El y los más hermosos artífices de la belleza. Se los considera la jerarquía más alta de los Angeles. Rodean el trono de Dios y alaban su Gloria cantando la música de las esferas y regulando el movimiento de los cielos según emana de Dios.

La mitología los caracteriza con seis pares de alas; dos tapan la cara, dos el cuerpo y las otras dos las utilizan para volar. Conocidos también como cantores o músicos de Dios, se los representa a veces con instrumentos musicales o cantando. Trabajan con la energía Amor, y transmiten la frecuencia Amor Impersonal y la sabiduría del Amor.

Querubines

Su nombre deriva del hebreo "Kerub", que se interpreta como "el que intercede" o "el conocimiento en sí mismo". Son los custodios de la luz y de las estrellas y, aunque alejados de nuestro plano material, la luz divina que ellos filtran se manifiesta entre los hombres como la energía de sabiduría divina.
Están dirigidos por el Arcángel Gabriel y se los divide en Querubines del Fundamento y Querubines del Firmamento. Su función es custodiar el secreto y misterio de los lugares sagrados como templos, tumbas y antiguos escritos, además de sostener la Creación (galaxias, sistemas interplanetarios, órbitas de los planetas, soles y estrellas). Es por ello que en el periodo Barroco se los representaba como regordetes niños alados que sostenían los cielorrasos de una habitación.
Los querubines transmiten energía cósmica y trabajan en el macro y el microcosmos.

Tronos

Los Tronos están dentro del grupo de ángeles de mayor tamaño y toman distintas formas. Están dirigidos directamente por el Creador y trabajan la Energía Poder; manejando el impulso de vida creador. Son ángeles acompañantes de los planetas y manifiestan la unión con Dios.

Nuestro Ángel Solar es un trono. En la mitología, se los menciona como carros de fuego o ruedas que conectan el cielo con la Tierra. Los tronos trabajan con dos impulsos, uno que gira hacia la derecha y otro hacia la izquierda, como dos anillos que se entrelazan, como el símbolo del Ying y el Yang.

Dominaciones

El superior directo de las Dominaciones es el Arcángel Rafael. Estos ángeles exaltan la belleza, la educación, la música, el arte, la sabiduría, el amor. Gobiernan las actividades de todos los grupos angélicos inferiores a ellos y manifiestan la soberanía de Dios gobernando las actividades de todos los grupos angélicos inferiores e integrando el mundo espiritual con el mundo material. Rara vez se ponen en contacto con los individuos, su trabajo está vinculado con nuestra realidad.

Trabajan con el rayo verde, ya que son sanadores e integradores en los niveles físico, emocional y mental, y se los puede invocar para todo caso de enfermedad, ya sea física, emocional o mental. Transmiten técnicas y conocimientos necesarios para la sanación, ya sea para los humanos como para el planeta y todos sus reinos (mineral, vegetal, animal). Transmutan lo enfermo por lo sano, protegen los hospitales, los trabajos de yoga y meditación.
Manifiestan la sanación, la verdad, la concentración, la consagración y fundamentalmente la perfección. También se los llama los enjoyados y los médicos del cielo, ya que sus ropajes son blancos o verdes con piedras preciosas.

Virtudes

Trabajan con la energía de sabiduría directamente bajo las órdenes de Dios. Pequeños y veloces, manejan la energía espiritual, trasladan luz al planeta, son hacedoras de milagros mediante el manejo de la energía búdhica, y mensajeros de Dios ante situaciones desesperadas o extremas.
Como manifestantes de la voluntad de Dios pueden proyectar grandes niveles de energía divina. Son conductores de todas las frecuencias espirituales simbolizadas en rayos de luz de todos los colores que atraviesan el planeta, y pertenecen al plateado que es la vibración más alta del rayo blanco (energía fría).
Ya que trabajan rápidamente, se los representa sin cuerpo, solamente como una carita con alas.

Poderes y Potestades

Son ángeles guerreros y se los representa con armaduras. Este ejército de Dios está encabezado por el Arcángel Miguel, y trabajan con el rayo azul manifestando el poder de Dios. Son portadores de la conciencia de toda la humanidad, los que conservan nuestra historia colectiva. A esta categoría pertenecen los ángeles del nacimiento y de la muerte. Ellos pueden atraer y retener la energía del plan divino, tal como los árboles absorben la energía del sol. De este modo los poderes pueden enviarnos a todos la visión de una red espiritual mundial.

A este coro pertenecen los Angeles del Nacimiento y los Ángeles de la Muerte, que son los que acompañan al ser cuando viene a este plano y también lo llevan de vuelta, ayudando a despegar sus cuerpos de la materia. Se dice que uno de estos ángeles se coloca sobre cada ser humano para protegerlo, y lo acompaña durante todas sus vidas, desde el momento en que aparece por primera vez sobre el planeta. Luchan contra el plano astral más denso, y se los invoca para librarse de entidades y pensamientos negativos.
Una de sus misiones es equilibrar y reconciliar los opuestos, y de este coro depende el equilibrio entre el bien y el mal.

Principados

O ángeles integradores, son los que manifiestan el dominio de Dios sobre la naturaleza. Son los devas o guardianes de todos los grandes grupos, desde familias y ciudades hasta naciones hasta creaciones humanas como corporaciones multinacionales. Hay muchos de estos seres dedicados a nuestro planeta, acudiendo según nuestras necesidades o en momentos de desesperación.
Este coro de ángeles está dirigido por el Arcángel Uriel, y trabaja con los reinos elementales, conteniéndolo dentro del orden divino. Dentro de los Principados existen y trabajan nueve coros más sólo a disposición del reino humano, que cumplen distintas actividades: hacer trabajos internos para la contemplación, desarmar energías del plano astral denso, producir aquietamiento en estados pre meditativos y en situaciones extremas para adquirir fuerzas y resolver situaciones sin temor.
Son dadores; suministran discernimiento y sus virtudes son el servicio, el suministro de serenidad, paz y sanación psicosomática. También atienden a los reinos mineral, vegetal, animal y humano.

Arcángeles

O ángeles superlumínicos, manifiestan el liderazgo de Dios ocupándose de las zonas más amplias de la experiencia humana. Como corrientes de vida independientes de los ángeles y los elementales, algunos comandan a los espíritus planetarios, otros son responsables del reino animal y otros más cumplen tareas específicas en servicio de la humanidad.

Son los mensajeros que llevan los decretos divinos, y están considerados como los intercesores más importantes entre Dios y los humanos. También los llaman los Mensajeros de Dios, y son los que comandan las legiones del cielo en su constante batalla con los hijos de las tinieblas.

Están dirigidos directamente desde el plano búdhico por Dios, y son los seres más evolucionados junto a los Elohims como co-creadores del Universo. El más antiguo de todos es el Arcángel Miguel, príncipe de los Arcángeles, y la mayor triangulación la componen el Arcángel Miguel, el Arcángel Jofiel y el Arcángel Chamuel.

Mientras el Corán reconoce a cuatro arcángeles pero sólo menciona a Gabriel y a Miguel, las fuentes judeo-cristianas mencionan a siete, poseedores de libre albedrío y capaces de presentarse sin ser convocados. Sin embargo, los más conocidos son Miguel, Gabriel, Rafael y Uriel, que dirigen cuatro coros y como ángeles superlumínicos mayores se ocupan de la vida humana sobre la Tierra como mensajeros y enviados de Dios.

Los siete arcángeles son:

Miguel: es el jefe de los Poderes y las Potestades. Su misión es brindar protección y eliminar la negatividad. Como custodio de la paz, trabaja por la cooperación y la reconciliación mundial. Su nombre significa ¿quién es como Dios?, y es el más conocido de los arcángeles superlumínicos, reconocido en las tres tradiciones sagradas de Occidente. Se cree que fue él quien se apareció a Moisés ante el fuego de la zarza ardiente, y quien rescató a Daniel y sus amigos de la madriguera de los leones. Para los cristianos, es el ángel que informó a María de su muerte próxima.

La tradición islámica nos dice que sus alas son del color "verde esmeralda, cubiertas de pelos azafranados, cada uno de los cuales contiene un millón de rostros y bocas y otras tantas lenguas que, en un millón de dialectos, imploran el perdón de Alá". El Corán también pinta la conmovedora imagen de los querubines formados por las lágrimas de Miguel.

En los Pergaminos del Mar Muerto, Miguel emerge como el Príncipe de la Luz que libra una guerra contra los Hijos de la Oscuridad en la cual encabeza la batalla contra las legiones de Belian, el ángel caído.

Jofiel: representa la Sabiduría Divina del rayo amarillo.

Chamuel: está relacionado con el confort y el amor impersonal. Pertenece al rayo rosa.

Gabriel: es la energía del equilibrio, la belleza y el arte. Como custodio de las emociones, las relaciones y la creatividad, trabaja en el rayo blanco. Su nombre significa "Dios es mi fuerza", es el más frecuente visitante de los reinos elevados. El transmitió a María y a su prima Isabel, madre de Juan el Bautista, sus pronunciamientos relativos al nacimiento de sus respectivos hijos. Para los seguidores del Islam, Gabriel es el Espíritu de la Verdad, que dictó el Corán a Mahoma. En la leyenda judía, fue él quien dividió las aguas del Mar Rojo para que los hebreos pudieran escapar de los soldados del faraón, y según los testimonios judiciales de la época, fue Gabriel quien se presentó ante Juana de Arco y la inspiró para que auxiliara al Delfín.

El aparente interés de Gabriel por el planeta se debe a su función de despertador celestial, el ángel de la transformación vibratoria.

Rafael: es el médico de Dios, el arcángel de la curación, y su nombre significa “Dios ha curado”. Pertenece al rayo verde y se lo invoca para la sanación de las enfermedades físicas , mentales y emocionales.

Uriel: arcángel de la salvación, Su nombre significa” fuego de Dios” , y es clasificado como serafín, querubín, regente del sol, llama de Dios, presidente del Hades y, en su papel más conocido, arcángel de la salvación.

Uriel brinda energías transformadoras a la mente y es la presencia superlumínica que podemos invocar cuando nos ocupamos de problemas referidos a la ciencia, la economía y la política. Esto incluye tópicos tales como contaminación ambiental, purificación de tóxicos, nuevas tecnologías, alimentación y cultivo, viviendas y construcciones, investigación médica, igualdad social, reformas políticas y todo lo que se relaciona con asuntos referidos a organizaciones de sistemas y trabajo. Suministra paz y curación a enfermedades psicosomáticas, y trabaja en el rayo oro-rubí.

Moroni: es el ángel de los Santos de los Ultimos Días. Se dice que en 1823, Moroni se presentó a Joseph Smith, en el estado de New York, y le hizo descubrir unas tablas de oro sepultadas cubiertas de densas inscripciones. Traducidas por Smith, nuevamente con la ayuda de Moroni, este texto se convirtió en El Libro del Mormón. En él se nos dice que, alrededor de 600 a.C., antes de la destrucción de Jerusalem, una familia judía huyó de la ciudad y llegó por barco a lo que hoy es América del Norte. Sus descendientes se transformaron en dos naciones: una, los antepasados de los nativos norteamericanos; la otra, perdida y desaparecida. Sin embargo, los registros llevados por uno de los últimos sabios de este pueblo desaparecido, nos dicen que Jesús se presentó a ellos después de su muerte en la cruz.

El nombre del anciano era Mormón, y fue su hijo Moroni quien sepultó las tablas con los registros de su padre alrededor del año 400 de la Era Cristiana. Según el relato, Moroni se une así a las filas de Enoch y Elías, transformados en ángeles, y sigue la tradición de Gabriel al ser el donante angélico de un libro de revelaciones. Hay una estatua de 12 metros de altura que representa a Moroni; le levanta en la cumbre de una colina cerca de Palmyra, New York, donde Smith descubrió las tablas enterradas. Muestra al ángel tal como se presentó, sin alas y vestido con una larga túnica. Smith, que fundó la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, describía a Moroni como "un ser de luz con un rostro como el rayo".

Zadquiel: trabaja la transmutación desde el rayo violeta.

(Continuará...)

| Referencias (0)


 

Sectas: La falsa búsqueda de la felicidad

Enlace permanente 16 de Octubre, 2007, 7:22

En sus inicios, cualquiera de las llamadas religiones podría haber sido considerada una secta, bien porque derivase de una vía de pensamiento más antigua, bien porque emanase directamente de la auténtica religión natural: la vida misma, es decir, de el Amor, el Poder y la Sabiduría Universal reflejada en el microcosmo humano. En ambos sentidos, el cristianismo sería una secta originada en el Judaísmo, que después derivó en Catolicismo; y el Protestantismo una secta escindida del tronco Cristiano-católico.

Por: Raquel Marcos Sánchez y Jaime Riera Pérez

Resulta tremendamente difícil dar una definición exacta de la palabra secta tal como se utiliza en la actualidad, sobre todo porque, por influencia del sensacionalismo del que hacen gala los medios de comunicación, dotamos de manera indiscriminada al vocablo de un matiz peyorativo para legitimar, por oposición, el concepto de religión oficial y tradicional.

No obstante, el baremo comúnmente empleado en la actualidad por los expertos para designar a una secta-religión como destructiva o inocua es el daño psíquico que la pertenencia al grupo pueda ocasionar a los adeptos, considerando como destructivo a todo grupo que se adapte a los siguientes puntos:

1) Son un grupo cohesionado por una doctrina demagógica y encabezado por un líder que es la misma divinidad o un elegido por ella; o bien poseedor de la verdad absoluta en cualquier medio cultural o social.
2) Se organizan en torno a una estructura teocrática, vertical y totalitaria en donde la palabra de los dirigentes es dogma de fe.
3) Propugnan un rechazo a la sociedad y a sus instituciones.
4) Utilizan técnicas neurofisiológicas que sirven para anular la voluntad y el razonamiento de los adeptos.
5) Viven en comunidades cerradas o en total dependencia del grupo.
6) Son sus actividades principales el proselitismo y la recolección de dinero. En el caso de las sectas multinacionales el dinero es enviado a las delegaciones de cada grupo.
7) Haciendo uso de la coacción psicológica, obtienen grandes sumas de dinero de sus adeptos o sus patrimonios personales.
8) Se fomenta la adhesión total al grupo y se obliga a romper con los lazos sociales anteriores a la entrada al grupo.
9) Controlan la información que llega hasta sus adeptos.

En sus inicios, cualquiera de las llamadas religiones podría haber sido considerada una secta, bien porque derivase de una vía de pensamiento más antigua, bien porque emanase directamente de la auténtica religión natural: la vida misma, es decir, de el Amor, el Poder y la Sabiduría Universal reflejada en el microcosmo humano. En ambos sentidos, el cristianismo sería una secta originada en el Judaísmo, que después derivó en Catolicismo; y el Protestantismo una secta escindida del tronco Cristiano-católico.

Un problema ancestral: La secta de Jesús de Nazaret

El historiador Tácito describía en sus Anales la persecución llevada a cabo por Nerón contra esos sediciosos judíos que con el tiempo serían denominados cristianos, calificando sus ideas de superstición moral y perversidad, a la vez que les acusaba de cometer crímenes vergonzosos y de aborrecer al género humano. Otro historiador romano, Plinio el Joven escribía que la doctrina de esos judíos era locura y una superstición perversa y excesiva. Incluso los verdugos de estos judíos-cristianos resaltaban su terquedad y su perversidad inflexible. Las autoridades religiosas del primer siglo señalaban su peligrosidad como los que trastornan el mundo entero. (Hch. 24:5).

Debido al escaso número de adeptos con el que esta heterodoxa doctrina contaba y, en consecuencia, a su nula repercusión social, el grupo fue considerado por el pueblo hebreo y romano como una secta de la religión judía conocida como secta de los nazarenos (Hch. 24:5). Su peligrosidad residía en incitar a sus creyentes a responsabilizarse de su propia salvación, de sus propias ideas y hechos, para lo cual, no necesitaban templos de piedra, ni dogmas, ni rituales, ni clero que les guiase en el largo sendero hacia Dios. En la ardua pero gratificante tarea de buscar en el interior de uno mismo la Divinidad, desestimaban la dependencia de cualquier autoridad externa al individuo. Así lo proclamó Jesús, quizá el más sabio de aquellos obreros judíos: “... a nadie llaméis Padre ni Maestro, porque uno solo lo Es (Mt., 23:9)... y el espíritu de Dios mora en vosotros”.

Transcurridos 300 años después de la muerte de Jesús de Nazareth, el cristianismo primitivo fue secularizado por el emperador romano Constantino el Grande, escindiéndose de las enseñanzas originales de aquella secta de los nazarenos otra manera de percibir lo Humano y lo Divino que sería conocida como Catolicismo.

Las nuevas estructuras cristianas jerarquizadas, en maridaje con el poder gobernante, modificaron, sobre todo en la psicología de las masas, la conceptualización social de secta cristiana por la de religión Católica, Apostólica y Romana, la cual, una vez asentada en el poder, dejaba de representar un peligro, excepto para aquellos de sus adeptos (Arriano, Lutero, Calvino, Zwinglio, Knox y un largo etcétera) que pretendieron, de alguna manera, reformarla. Dicha actitud generó una pluralidad de nuevo grupos sectarios -aglutinados actualmente bajo el epíteto genérico y popular de protestantismo- que representaban un peligro para las sociedades católicas de siglos pasados en la medida en que su cuestionamiento se llevaba a cabo desde los siguientes ámbitos: Por un lado, desde el punto de vista teológico o teórico, negaban la infalibilidad del Papado, desobedecían a la jerarquía católica y aducían que ésta no era obra de Jesucristo; proponían la reducción de Sacramentos; rechazaban la existencia del Purgatorio y de algunos dogmas de fe; invalidaban las oraciones a los difuntos y ciertas partes de la santa misa; señalaban como idolatría el culto a las imágenes, etc...

Por otro, el peligro más real y acuciante se manifestaba en la estrechez de miras y en la dureza de pensamiento que llevaba a las diferentes corrientes a autoproclamarse poseedoras de la Verdad Absoluta, hecho del que se servía la corriente en el poder -en este caso la Iglesia Católica- para aplicar todo tipo de métodos, por drásticos y espeluznantes que fueran, que frenasen la propagación de las doctrinas heréticas.

La religión, entendida desde un punto de vista jerarquizado y dogmático, no puede sustraerse de su contexto, del tiempo que le toca vivir y, en este sentido, las nuevas corrientes religiosas no dejan de ser el reflejo de las limitaciones egoicas de sus líderes y de sus adeptos que las defienden ciegamente desde la comodidad y el fanatismo, convencidos de haberse convertido en la excepción, en el grupo escogido y privilegiado que monopoliza la verdad.

Un problema actual

El actual momento de crisis, en el que tanto los sistemas políticos como las religiones ortodoxas parecen haber fracasado en su intento de crear una sociedad libre y justa, en el que, como individuos, nos encontramos atemorizados e inseguros, favorece la aparición de organizaciones religiosas, místicas y esotéricas que pretenden erigirse en intermediarias entre Dios y el Hombre. Se trata de ofrecer escapatorias, dogmas que emboten nuestra mente lo suficiente como para delegar en otros el poder de pensar y decidir. Este deseo de respuestas fáciles, de píldoras de la felicidad proviene de un miedo a la libertad, de un miedo a cuestionar los valores y creencias en los que, a pesar de la insatisfacción, tan cómodamente nos hemos instalado.

Deseamos ser ayudados desde fuera, necesitamos algo ajeno a nosotros que nos saque de la confusión, de la ansiedad, seguimos instrucciones con la intención de que la angustia desaparezca, pero el dolor no deja de estar presente. Como dice Krishnamurti: “nosotros mismos creamos la autoridad y luego nos convertimos en esclavos de ella”. Esta confusión, derivada de la pérdida de identidad con el Universo, es la que nos hace seguir al otro (no olvidemos que una de las raíces latinas de las que parte el vocablo secta es precisamente sequor, tomar por guía, marchar detrás de), convertirlo en un líder indiscutible portador de la verdad absoluta, debilidad que algunas organizaciones destructivas aprovechan para coaccionar psicológicamente en beneficio de sus propios intereses económicos.

Ser libre implica, en el plano psicológico, ser dueño de los propios actos y aceptar nuestra responsabilidad ante el mundo ateniéndonos a los posibles equívocos y fracasos que puedan derivarse de esta actividad.

Para comprender la confusión que nos lleva a la esclavitud mental, hemos de hallar su origen, y el origen somos ni más ni menos que nosotros mismos. De nada sirve culpar al sistema organizado de nuestra falta de libertad y sentido crítico -eludiendo una vez más nuestra responsabilidad-, cuando los problemas del mundo son precisamente el reflejo de nuestro conflicto interno. Si estamos atemorizados, no nos acercamos a la realidad tal cual es, sino que la interpretamos a la luz de nuestros prejuicios, condicionamientos, gustos y aversiones. La verdad viene de nuestro interior, y sólo conociéndonos a nosotros mismos, sin necesidad de intermediarios, podremos hallarla. No hemos de esforzarnos en emprender arduos viajes por mundos lejanos para toparnos con ella, nada conseguiremos con pedirle a alguien que nos desvele su fórmula mágica, el preciado elixir que acabe con todos los males que nos aquejan. La verdad se manifiesta cuando, más allá de nuestras luchas internas, estamos preparados para recibirla y sólo entonces seremos capaces de vislumbrarla en todas partes, de conectar con ella desde nuestro corazón sin necesidad de religiones o sectas organizadas, sin coacciones, sin rechazar al que no piensa como nosotros, sin necesidad de separarnos del mundo sino en plena comunión con él. Sólo en ese momento nos convertiremos en nuestra propia autoridad, en nuestro propio líder, más allá de los procesos hipnóticos propiciados por las religiones organizadas.

¿Qué ocurriría si un amplio sector de la población mundial evidenciara la inutilidad de líderes y autoridades en los ámbitos y disciplinas del saber humano? ¿Qué ocurriría si el aprendizaje autodidacta y la autosuficiencia se convirtieran en condición indispensable para la expansión de la conciencia individual en aras de la libertad psicológica y espiritual?

De nada sirven ya los valores morales y éticos abanderados por las religiones y sistemas políticos. En pleno siglo XXI, la humanidad está cansada de falsas promesas y esperanzas. Quizá tengamos que redescubrir alternativas más válidas para construir un mundo mejor en la vida de aquellos individuos que la Historia ha considerado precursores de religiones y sectas -cuando éstas aún no estaban contaminadas por el poder del dinero y el egoísmo- y cuyas creencias resultaron tan simples y tan abstractas, tan transgresoras, en definitiva, para las sociedades con las que convivieron y las que habrían de venir, que hubieron de ser enmarañadas y desvirtuadas con el paso de los siglos debido a la profunda revolución espiritual, tanto individual como social, que en sí mismas supusieron. Como dijo A. Malraux, “el próximo siglo será religioso o no será”.

| Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

<<   Octubre 2007  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     

Categorías
General [109] Sindicar categoría