JUANCHIAR : Lugar para el encuentro de amistad y mas........

  Archivos
Sep 08 [42]
Ago 08 [3]
Jul 08 [10]
Nov 07 [2]
Oct 07 [20]
Dic 06 [5]
Nov 06 [5]
Oct 06 [22]


Sindicación
Artículos
Comentarios


Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
14 de Noviembre, 2006

 

La union civil,de "orgullo" gay a alternativa para las parejas heterosexuales

Enlace permanente 14 de Noviembre, 2006, 9:54

Es sabido, cada vez son más aquellos que eligen vivir juntos sin lazos formales. El Censo 2001, por ejemplo, reveló que 2 de cada 10 parejas porteñas conviven sin casarse. Sin embargo, en los últimos años apareció en escena en la Ciudad de Buenos Aires una nueva figura intermedia: la unión civil. Y desde entonces, no para de sumar adeptos.

La ley, aprobada en diciembre de 2002, surgió por iniciativa de la comunidad homosexual porteña. Así, Buenos Aires se convirtió en la primera ciudad de América latina en contar con una figura que "legalizara" la relación de las parejas gays. Sin embargo, cada año se fue duplicando el número de parejas hombre-mujer que adhieren a la propuesta.

En 2003, en el Registro Civil de la calle Uruguay –único habilitado a este fin- se concretaron 32 uniones de parejas heterosexuales y 79 de homosexuales. En 2004, treparon a 69 y 94, respectivamente. Y el año pasado, se registraron 112 uniones hombre/mujer y 91 de parejas gays. Con una proyección similar, hasta junio de este año se "unieron civilmente" 106 parejas heterosexuales y 43 homosexuales.

"Sabíamos desde un comienzo que (la unión civil) iba a ser utilizada no sólo por nuestra comunidad, sino por la comunidad toda", afirma Pedro Aníbal Paradiso Sottile, coordinador jurídico de la CHA (Comunidad Homosexual Argentina). Y agrega: "No sólo era una necesidad de la comunidad gay. Las parejas heterosexuales también utilizan esta herramienta porque no hay otra más allá del matrimonio".

A la luz de las cifras, muchas parejas encuentran en la unión civil un término medio entre la mera convivencia y el matrimonio. "En el matrimonio se juegan cuestiones mucho más subjetivas que en la unión civil", asegura Gabriela Pedrotti, psicoanalista coordinadora del equipo de pareja y familia del Centro Dos. La unión civil "implica no perder, no arriesgo nada y resguardo mi capital", agrega.

¿Qué quiere decir? La unión civil les permite a los contrayentes acceder a la obra social, los habilita para sacar un crédito y también pueden acceder a licencias laborales por enfermedad y a subsidios o pensiones que otorgue el Estado. "La unión civil funciona porque allana el camino para una serie de cuestiones administrativas. Sirve para las parejas que no tienen pensado formalizar un matrimonio, pero que necesitan acreditar el hecho (de la convivencia)", explica Pablo Cano, director general del Registro Civil, detallando algunos de los beneficios.

Y en paralelo, son muchos los problemas que se ahorran. Es que la unión civil no afecta la razón patrimonial de los contrayentes, un dato no menor en tiempos en que los contratos prenupciales se han convertido en moda. No hay bienes gananciales. Para disolver la unión, tampoco es necesario caer en trámites engorrosos con abogados, como en el divorcio. Se puede disolver por decisión unilateral. Sólo se debe notificar fehacientemente a la otra parte y presentarse en el registro para pedir la disolución. La unión civil tampoco contempla la posibilidad de adopción, ni los integrantes pueden heredarse en caso de muerte.

El titular del Registro Civil observa (aunque aclara que no tienen estadísticas al respecto) que muchas parejas que adhieren a la unión civil, tiempo después, terminan en matrimonio. Es el caso de Leandro Seoane y Fabiana Pedro, que ayer firmaron su unión civil. En el segundo piso del Registro, mientras esperaban su turno, Fabiana le confió a Clarín.com que el día de mañana les gustaría casarse y compartir ese momento con sus futuros hijos.

¿Cómo es la ceremonia? "Es un trámite administrativo, al que le damos un muy pequeño marco ceremonial. En el caso de las parejas homosexuales tiene un contenido más emocional, porque es la única instancia con la que pueden formalizar su unión", diferencia Cano.

Para la socióloga Ana Wortman, investigadora del Instituto Gino Germani, se trata de un fenómeno que alcanza a la clase media, de cierto nivel cultural y que por lo general cuenta con formación universitaria. "Lo que prima es el valor de la autonomía. Son parejas que no tienen en vista formar una familia y que buscan algo que no los comprometa totalmente". Wortman cree que la figura del matrimonio "es de una modernidad que no existe más. Y las normas se van adecuando a las prácticas sociales y a la realidad cotidiana". Que esta figura haya nacido como una conquista de la comunidad homosexual, ¿influye en algo?

Los especialistas creen que sí. "Es un cambio en la forma de relación de la pareja", sostiene Wortman. Y en sintonía, Pedrotti considera que el hecho de que la unión civil haya sido una iniciativa de sectores gays, que militan contra las diferencias y reclaman los mismos derechos que el resto de los ciudadanos, marca algo similar entre los heterosexuales. "Las parejas heterosexuales también buscan borrar las diferencias. El casamiento establece roles diferentes para el hombre y la mujer, que son retrógrados ya desde el mismo discurso. En la unión civil no hay diferencias".

  • Infografia

 

DATOS. Uniones civiles registradas en la Ciudad desde que se aprobó la ley.
| Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías
General [109] Sindicar categoría