JUANCHIAR : Lugar para el encuentro de amistad y mas........

  Archivos
Sep 08 [42]
Ago 08 [3]
Jul 08 [10]
Nov 07 [2]
Oct 07 [20]
Dic 06 [5]
Nov 06 [5]
Oct 06 [22]


Sindicación
Artículos
Comentarios


Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
Noviembre del 2006

 

Dile !NO! a las corridas de toros!

Enlace permanente 25 de Noviembre, 2006, 12:15

¡Dile NO a las corridas de toros!

El público se entretiene; el toro sufre y nosotros los niños aprendemos malos ejemplos sobre una cultura que ni es arte ni es nuestra. La corrida de toros es un espectáculo cruel y humillante que merece desaparecer en nuestros países Latinoamericanos.

El público amante de las corridas de toros dice no entender a los que no gustamos de esa expresión de mal llamado arte. Me cuesta creer que no quieran entendernos, creo más bien que no están informados acerca de todo lo que sufre el pobre toro antes de salir a la arena y durante la misma corrida.

Nosotros los jóvenes, que somos el futuro de la humanidad, debemos darnos cuenta desde ahora que las corridas son una expresión brutal de crueldad ante la que debemos protestar enérgicamente. Hay muchas cosas que podemos hacer a pesar de aún ser menores de edad. Por ejemplo, podemos dejar de comprar los productos de las compañías que patrocinan las matanzas en Acho; educar a nuestros compañeros de clase para que no apoyen esta crueldad; hablar con nuestros familiares para que no compren abonos y escribir a los editores de los diferentes diarios diciéndoles cuál es nuestra opinión como jóvenes. Después de todo, el futuro de su negocio depende de nosotros.

En mi opinión, los toros son seres vivos que merecen respeto como lo merecemos todos. No está bien festejar la muerte de un animal indefenso que no le ha hecho mal a nadie.

Además, en algunos países, como en el Perú, esta celebración está vinculada al hecho de mostrar algún tipo de “respeto” a una imagen religiosa, pero, pensándolo bien, ¿Cómo van a rendirle culto a Dios o a cualquier otro de los santos matando a animales que son parte de su creación?

Algunos toreros no matan a los toros y se sienten libres de pecado porque dicen que sólo los “torean”. Pero esa es una excusa tonta pues el toro sufre cuando lo sacan a la arena y antes de eso. ¿Cómo te sentirías si te clavaran banderillas y picas en el cuerpo?  ¿Qué sentirías si después de ser maltratado te abrieran una puerta por la que crees que puedes escapar cuando en realidad sólo te están dejando salir para seguir torturándote y matarte?  ¿Te suena a algo familiar que leíste en libros de historia o viste en películas?  Algo así era lo que le hacían a los cristianos en la época romana. Y la gente, los espectadores, gritaban y se emocionaban al ver correr la sangre de los inocentes...igual que en las corridas.  Esa época ya pasó, pero cuando leemos sobre ella nos sobrecogemos y repudiamos la violencia contra seres vivos. Pues eso mismo ocurre hoy y nuestra protesta debe ser la misma. Debemos repudiar esa forma de violencia contra otro ser vivo llamada “corrida de toros”. Tiene que llegar el día –y cuanto antes más mejor- en que recordemos las corridas de toros como un hecho despreciable del pasado; en que nos sorprendamos de lo mucho que tardamos en reaccionar y ponerle fin a esa horrible tradición heredada de los conquistadores españoles. 

Así como nos avergonzamos de la esclavitud y la barbarie de épocas anteriores, también nos avergonzaremos de haber maltratado salvajemente a los animales.

Paloma A. Izquierdo Vigo
Joven Activista de AnimaNaturalis Perú

Se permite la reproducción de los contenidos siempre y cuando se cite la fuente incluyendo un enlace al sitio web de Animanaturalis.org
| Referencias (0)


 

LAS TRES GRANDES CRISIS ARGENTINAS DESDE 1930

Enlace permanente 17 de Noviembre, 2006, 22:42

 

Las tres grandes crisis argentinas desde 1930

Por Aldo Ferrer

El 6 de septiembre de 1930 es una fecha fatídica en la historia argentina. Implicó el derrumbe del orden institucional construído, paso a paso, a partir de  la Organización Nacional, durante siete décadas. Fué, también, el punto de partida de un período,  de más de medio siglo, de inestabilidad política. Entre 1930 y 1976, se registraron seis golpes de estado y otros tantos regresos frustrados al orden constitucional.

Semejante escenario interno coincidió con un mundo que, en la misma época, registró la gran depresión de la década de 1930, la Segunda Guerra Mundial y el despliegue posterior de la globalización del  sistema internacional contemporáneo. Es comprensible, entonces,  que  la economía argentina estuviera sometida a convulsiones recurrentes, a una volatilidad extrema de la actividad económica y a desbordes inflacionarios que, en varias ocasiones, estallaron en la hiperinflación.

La economía argentina vivió en un estado casi permanente de crisis pero solo en tres ocasiones las mismas pueden calificarse de grandes crisis. Estas son mucho más que turbulencias coyunturales en la producción, el empleo, las finanzas y los pagos internacionales. Las grandes crisis son aquellas que, además de tales efectos, inauguran otro rumbo en el comportamiento de largo plazo de la economía nacional. Significan, por lo tanto, un cambio de época. En tal sentido, solo se registraron tres grandes crisis desde 1930 hasta la actualidad.

La primera gran crisis coincide con el golpe de estado de 1930 y, simultáneamente, con el colapso del sistema internacional vigente desde la segunda mitad del siglo XIX,  dentro del cual se había desplegado el modelo primario exportador en la Argentina. Vale decir, un orden económico fundado en la especialización en la producción de alimentos y materias primas originarios principalmente de la región pampeana, el endeudamiento externo del Estado y el predominio de la inversión extranjera en la infraestructura, los bancos y el comercio exterior.

Al derrumbarse el mercado mundial y la demanda de las exportaciones argentinas y sus precios, quedó definitivamente clausurado el desarrollo hacia fuera. El país quedó entonces confrontado con  la necesidad de recuperar la producción y el empleo, para lo cual, el mercado interno y la producción industrial resultaban indispensables.

Comenzó así el largo período de la llamada industrialización sustitutiva de importaciones, según la cual, la economía argentina comenzó a producir muchos de los bienes que antes importaba y, para lo cual, ya no disponía de poder de compra externo. La consecuente transformación de la estructura productiva se proyectó en el plano social con la urbanización, el surgimiento de camadas de emprendedores industriales y la emergencia de una fuerza de trabajo empleada en la industria y los servicios.

Fue en este nuevo escenario que surgió una nueva expresión política, el peronismo, que tiene, desde entonces, tanta gravitación en la política argentina.

La segunda gran crisis estalló en 1975/6. El Gobierno peronista de la época fue incapaz de controlar los conflictos desatados al interior de la sociedad argentina y la emergencia de la violencia, impulsada desde ambos extremos de la irracionalidad política.

El desorden simultáneo en la economía creó las condiciones para el golpe de estado de 1976,  la represión al margen de la ley y un nuevo rumbo de la política económica.

Esta estuvo destinada a demoler la estructura productiva y social desarrollada en el período anterior y subordinar toda la actividad económica a la especulación financiera.

Comenzó allí un largo periodo de destrucción de capacidad productiva, concentración de la propiedad y el ingreso, aumento del desempleo, la pobreza  y la desigualdad. La deuda externa creció sin cesar desde entonces hasta inmovilizar la política económica argentina y subordinarla a los criterios de los centros financieros internacionales.

Fue el largo período de la hegemonía neoliberal que culminó, en la década de 1990, con el régimen de convertibilidad y la extranjerización masiva de la infraestructura y las principales empresas privadas argentinas.

La recuperación de la democracia en 1983 no logró revertir el curso de los acontecimientos económicos y financieros desatados por el programa anunciado el 2 de abril de 1976, en el cual, el gobierno de facto anticipó los grandes rumbos de su política económica.

La tercer gran crisis fue la del 2001/02. Se derrumbó entonces el régimen de la convertibilidad y el uno a uno, el sistema bancario quedó paralizado por el corralito y el corralón mientras desaparecía el sistema monetario organizado y circulaban simultáneamente 17 monedas provinciales,  el tipo de cambio se disparó, la inflación amenazó con un una nueva hiper  y la producción y el empleo se desplomaron.

Las condiciones sociales alcanzaron un nivel de gravedad extrema reflejada en el desempleo, la pobreza, la indigencia y el aumento estrepitoso de la desigualdad. Poco después, la economía argentina cambió de rumbo en virtud de las nuevas circunstancias abiertas por el derrumbe del modelo neoliberal y el cambio de las políticas públicas.

Las nuevas reglas del juego favorables al trabajo y la producción argentinos, la conquista de la gobernabilidad del sistema a través del superavit simultáneo en el balance de pagos y el presupuesto, la recuperación de la política monetaria a través de la pesificación, tuvieron una notable respuesta de la oferta de bienes y servicios.

Durante mas de cuatro años la economía viene sosteniendo tasas de crecimiento del orden del 9% anual, el aumento de los precios se mantiene en torno del 10% anual, la inversión creció  casi el 20% anual y alcanza actualmente al 23% del PBI (producto bruto interno), disminuyó el desempleo y se aliviaron parcialmente las situaciones de pobreza e indigencia.

Si estas tendencias, como parece posible, son el inicio de un proceso de largo plazo de desarrollo económico y social, fortalecimiento de la posición internacional del país y capacidad de los argentinos de consolidar su densidad nacional, los acontecimientos del 2001/02 serán realmente la tercer gran crisis y la apertura de una nueva etapa en el desenvolvimiento de la economía argentina.

| Referencias (0)


 

La union civil,de "orgullo" gay a alternativa para las parejas heterosexuales

Enlace permanente 14 de Noviembre, 2006, 9:54

Es sabido, cada vez son más aquellos que eligen vivir juntos sin lazos formales. El Censo 2001, por ejemplo, reveló que 2 de cada 10 parejas porteñas conviven sin casarse. Sin embargo, en los últimos años apareció en escena en la Ciudad de Buenos Aires una nueva figura intermedia: la unión civil. Y desde entonces, no para de sumar adeptos.

La ley, aprobada en diciembre de 2002, surgió por iniciativa de la comunidad homosexual porteña. Así, Buenos Aires se convirtió en la primera ciudad de América latina en contar con una figura que "legalizara" la relación de las parejas gays. Sin embargo, cada año se fue duplicando el número de parejas hombre-mujer que adhieren a la propuesta.

En 2003, en el Registro Civil de la calle Uruguay –único habilitado a este fin- se concretaron 32 uniones de parejas heterosexuales y 79 de homosexuales. En 2004, treparon a 69 y 94, respectivamente. Y el año pasado, se registraron 112 uniones hombre/mujer y 91 de parejas gays. Con una proyección similar, hasta junio de este año se "unieron civilmente" 106 parejas heterosexuales y 43 homosexuales.

"Sabíamos desde un comienzo que (la unión civil) iba a ser utilizada no sólo por nuestra comunidad, sino por la comunidad toda", afirma Pedro Aníbal Paradiso Sottile, coordinador jurídico de la CHA (Comunidad Homosexual Argentina). Y agrega: "No sólo era una necesidad de la comunidad gay. Las parejas heterosexuales también utilizan esta herramienta porque no hay otra más allá del matrimonio".

A la luz de las cifras, muchas parejas encuentran en la unión civil un término medio entre la mera convivencia y el matrimonio. "En el matrimonio se juegan cuestiones mucho más subjetivas que en la unión civil", asegura Gabriela Pedrotti, psicoanalista coordinadora del equipo de pareja y familia del Centro Dos. La unión civil "implica no perder, no arriesgo nada y resguardo mi capital", agrega.

¿Qué quiere decir? La unión civil les permite a los contrayentes acceder a la obra social, los habilita para sacar un crédito y también pueden acceder a licencias laborales por enfermedad y a subsidios o pensiones que otorgue el Estado. "La unión civil funciona porque allana el camino para una serie de cuestiones administrativas. Sirve para las parejas que no tienen pensado formalizar un matrimonio, pero que necesitan acreditar el hecho (de la convivencia)", explica Pablo Cano, director general del Registro Civil, detallando algunos de los beneficios.

Y en paralelo, son muchos los problemas que se ahorran. Es que la unión civil no afecta la razón patrimonial de los contrayentes, un dato no menor en tiempos en que los contratos prenupciales se han convertido en moda. No hay bienes gananciales. Para disolver la unión, tampoco es necesario caer en trámites engorrosos con abogados, como en el divorcio. Se puede disolver por decisión unilateral. Sólo se debe notificar fehacientemente a la otra parte y presentarse en el registro para pedir la disolución. La unión civil tampoco contempla la posibilidad de adopción, ni los integrantes pueden heredarse en caso de muerte.

El titular del Registro Civil observa (aunque aclara que no tienen estadísticas al respecto) que muchas parejas que adhieren a la unión civil, tiempo después, terminan en matrimonio. Es el caso de Leandro Seoane y Fabiana Pedro, que ayer firmaron su unión civil. En el segundo piso del Registro, mientras esperaban su turno, Fabiana le confió a Clarín.com que el día de mañana les gustaría casarse y compartir ese momento con sus futuros hijos.

¿Cómo es la ceremonia? "Es un trámite administrativo, al que le damos un muy pequeño marco ceremonial. En el caso de las parejas homosexuales tiene un contenido más emocional, porque es la única instancia con la que pueden formalizar su unión", diferencia Cano.

Para la socióloga Ana Wortman, investigadora del Instituto Gino Germani, se trata de un fenómeno que alcanza a la clase media, de cierto nivel cultural y que por lo general cuenta con formación universitaria. "Lo que prima es el valor de la autonomía. Son parejas que no tienen en vista formar una familia y que buscan algo que no los comprometa totalmente". Wortman cree que la figura del matrimonio "es de una modernidad que no existe más. Y las normas se van adecuando a las prácticas sociales y a la realidad cotidiana". Que esta figura haya nacido como una conquista de la comunidad homosexual, ¿influye en algo?

Los especialistas creen que sí. "Es un cambio en la forma de relación de la pareja", sostiene Wortman. Y en sintonía, Pedrotti considera que el hecho de que la unión civil haya sido una iniciativa de sectores gays, que militan contra las diferencias y reclaman los mismos derechos que el resto de los ciudadanos, marca algo similar entre los heterosexuales. "Las parejas heterosexuales también buscan borrar las diferencias. El casamiento establece roles diferentes para el hombre y la mujer, que son retrógrados ya desde el mismo discurso. En la unión civil no hay diferencias".

  • Infografia

 

DATOS. Uniones civiles registradas en la Ciudad desde que se aprobó la ley.
| Referencias (0)


 

Antepasado de los seres humanos tenía una dieta variada.

Enlace permanente 9 de Noviembre, 2006, 17:58

  Antropología

Un homínido erecto que vivió en Africa junto a los antepasados directos del hombre moderno hace casi dos millones de años tenía una variada dieta estacional.

Así lo reveló un estudio hecho por científicos de la Universidad de Colorado, publicado por la revista "Science". El mismo pone en tela de juicio la idea de que su extinción se debió a que tenía costumbres alimentarias muy selectas.

Por el contrario, la dieta del "Paranthropus robustus" consistía en diversos tipos de pastos, semillas y, posiblemente, animales, señala el estudio.

"Al analizar el esmalte de los dientes, descubrimos que comían diferentes tipos de cosas y que éstas cambiaban en el curso del año", según Ben Passey, coautor de la investigación.

Los científicos utilizaron una técnica llamada "ablación de láser" para examinar la dentadura de cuatro individuos recogidos en Sudáfrica, que contenía isótopos de carbono absorbidos del alimento durante la vida de cada uno de esos homínidos.

Debido a que los árboles, arbustos y yerbas producen señales isotópicas diferentes, los científicos pudieron determinar que el Paranthropus alteraba su dieta de manera considerable en períodos que iban desde algunos meses hasta años.

"El método demostró que sus dietas eran extremadamente variadas. Una posibilidad es que emigraran estacionalmente desde hábitats de mayor vegetación hacia otros más abiertos, como las sabanas", señala Passey.

Según Thure Cerlin, profesor de geología y biología de la Universidad de Utah, el estudio de esa especie extinta es importante porque demuestra que la variación de la dieta humana está "en la familia" desde hace mucho tiempo.

"Es esta variación la que permite que los seres humanos consuman alimentos de todo el mundo", indica.

El Paranthropus formó parte de una estrecha línea de parientes del ser humano conocidos como "australopitecinos", entre los que se incluye a "Lucy", el fósil de un ser que vivió hace tres millones de años y que muchos antropólogos consideran como un antepasado directo de los humanos modernos.

Según Matt Sponheimer, antropólogo de la Universidad de Colorado, una línea de los descendientes de "Lucy" llevó en última instancia a los seres humanos, en tanto que la otra terminó en un callejón sin salida de la evolución.

"Al haber demostrado ahora que el Paranthropus era flexible en sus hábitos de alimentación en intervalos cortos y prolongados, es probable que necesitemos observar las diferencias culturales o sociales para explicar cuál fue su suerte final", señaló.

| Referencias (0)


 

Lider religioso se declara culpable de "inmoralidad sexual"

Enlace permanente 5 de Noviembre, 2006, 16:35

Líder religioso admite que es culpable de "inmoralidad sexual"

EFE
Líder religioso admite que es culpable de "inmoralidad sexual" - (© AP)

Washington, 5 nov (EFE).- El líder cristiano evangélico estadounidense Ted Haggard, un destacado oponente de los matrimonios homosexuales, se declaró hoy culpable de "inmoralidad sexual", tras haber sido acusado de mantener relaciones con un prostituto.

En una carta a su congregación de la Iglesia de la Nueva Vida en Colorado Springs (Colorado), leída hoy por un clérigo durante un servicio religioso, Haggard aseguró que lleva mucho tiempo en la lucha contra esa "parte repulsiva" de su vida.

"Soy culpable de inmoralidad sexual. Soy un mentiroso y un embustero. Hay una parte de mi vida que es muy oscura y repulsiva, y llevo combatiendo contra ella toda mi vida adulta", reveló el reverendo.

Haggard había presentado su dimisión el sábado como líder de su iglesia y de la Asociación Nacional de Evangélicos -que agrupa a unos 30 millones de fieles- después que una investigación interna le encontrara culpable de "conducta sexual inmoral".

El prostituto masculino Mike Jones acusó esta semana a Haggard de haberle pagado durante tres años para mantener relaciones sexuales.

Jones ha asegurado que se sintió traicionado tras enterarse que la persona a la que él conocía como "Art" era en realidad un destacado pastor evangélico que clamaba contra el matrimonio homosexual en sus apariciones en televisión.

El reverendo negó las acusaciones en un primer momento, aunque después admitió que había pagado a Jones para que le proporcionara metanfetaminas -que aseguraba que después tiró sin usar- y un masaje en un hotel de Denver (Colorado).

En la carta a su congregación, Haggard se declara avergonzado de su conducta y se disculpa con los fieles, a los que insta también a perdonar a quien le ha acusado.

Haggard, de 50 años, casado y con cinco hijos, y una de las figuras más reconocibles del movimiento evangelista en EEUU, fue incluido por la revista "Time" en su lista de 25 líderes evangélicos más influyentes y asesoró a la Casa Blanca. EFE

| Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

<<   Noviembre 2006  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30    

Categorías
General [109] Sindicar categoría