JUANCHIAR : Lugar para el encuentro de amistad y mas........

  Archivos
Sep 08 [42]
Ago 08 [3]
Jul 08 [10]
Nov 07 [2]
Oct 07 [20]
Dic 06 [5]
Nov 06 [5]
Oct 06 [22]


Sindicación
Artículos
Comentarios


Enlaces
eGrupos
ZoomBlog

 
Inicio | Mi Perfil | Suscríbete al blog
 

El mal momento de Fernando Botero?

Enlace permanente 24 de Octubre, 2006, 19:50

El Maestro Fernando Botero.
 
CONTROVERSIA

¿El mal momento de Fernando Botero?

El Maestro, que se encuentra exponiendo en Nueva York, se acerca a la dolorosa realidad mundial a través de sus pinturas. Su serie que recrea las torturas de los militares estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib generó una enorme polémica entre los críticos. ¿Atraviesa Botero un bajón estético?

Por Sarita Palacio Garcés
Una larga espera tuvo que soportar Fernando Botero para que algún museo norteamericano expusiera su más reciente obra, en la que recrea las torturas de los militares estadounidenses en la prisión de Abu Ghraib en Irak. La negativa de museos y galerías a prestar sus instalaciones para la exposición despertó la polémica en el mundo artístico.
 

Después de la espera, esta colección que ya ha sido expuesta en el palacio de Valencia en Roma, en el Wurth Museum, de la localidad alemana de Junszelsau y la Pinacoteca de Atenas; la Galería Marlborough en Nueva York, le abrió sus puertas durante un mes desatando la discusión moral sobre la historia de Abu Ghraib, y sobre la intención de Botero con esta exposición.

Las pinturas y los grabados retratan prisioneros desnudos, maniatados y con los ojos vendados. Algunos carceleros aparecen orinando a sus víctimas y en otras ocasiones los prisioneros salen con los genitales ensangrentados, con capuchas en la cabeza y otros con su cabeza entre las fauces de perros, imágenes fuertes que parecen la reproducción de las fotografías que denunciaron los excesos en Irak.

Una de las pinturas que se expone en Nueva York.
Botero dice que él no puede ser ajeno al horror que producen las torturas.
Algunos medios norteamericanos acusaron a Botero de tener intereses comerciales y provocadores con sus pinturas. Diarios como The Washington Post y The New York Times, dicen que exponer las imágenes de las torturas en Nueva York es una ofensa contra la sociedad norteamericana.

Además de la prensa, otros sectores norteamericanos han levantado su voz de protesta porque creen que el hecho de representar esa realidad con personas gordas, es un intento por generalizar estas actitudes en la sociedad norteamericana, y acusan que con esto se empieza a formar un estigma social a partir de su obra.

Para los críticos la discusión va más allá de la representación de la sociedad norteamericana en la estética de lo obeso. “Hacia los años 60, la estética de la que echaba mano Fernando Botero representaba el exceso de las clases, es decir, en la misma estética tenía lugar una denuncia, sin embargo, 40 años después, esta representación no va acorde con la realidad”, comenta dijo a SEMANA.COM Jaime Cerón, jefe de la División de Artes Plásticas del Instituto Distrital de Cultura y Turismo.

La explicación del Maestro ante la polémica, es que esta posee un alto contenido político y por tanto, puede herir susceptibilidades. El escándalo por los abusos fue la inspiración principal de su obra, según Botero, su intención era retratar la realidad para que la humanidad no se olvidara pronto de ella. “Leí la prensa norteamericana como todo el mundo, en especial el artículo de Seymour Hersh en la revista ‘New York’, que fue uno de los primeros que se publicó sobre las torturas”, comenta Botero.

La polémica ha sido aprovechada por algunos críticos nacionales para hablar del momento artístico por el que atraviesa Botero. Algunos de ellos comentan que la discusión responde más que al inconformismo con la temática, al poco reconocimiento actual del Maestro en ciertas esferas del arte. Para algunos, en la actualidad su obra hace parte de una corriente más social y política que hegemónica. “La obra de Botero no es lo que era antes, ahora su trabajo y su reconocimiento se da más en el campo social y político, ahora ha variado su campo de interés”, agrega Cerón.

Para algunos críticos nacionales una supuesta mutación en su trabajo y en sus temáticas es la razón de su decadencia ante la crítica.“Su trabajo ha mutado, sin duda, ya sus pinturas no poseen la agudeza de hace unos años cuando ejercía a través de su propuesta artística una posición crítica, en la cual parecía tener muchas alternativas para mirar un problema y cuestionaba algunas estructuras de poder, en conflictos como el actual, parece carecer de todo el bagaje y la conexión que antes tenía para convertirse en un retratista de la realidad”, puntualizó Cerón.

Con respecto a la supuesta mutación que ha tenido su estilo y su técnica, Botero sostiene que su pintura no ha variado. El único cambio que admite, es en la paleta de colores, acostumbrado a usar tonos brillantes y alegres, esta vez se inclinó por el siena, ocre y negro, una paleta muy oscura y reducida, que según él era la necesaria para reflejar este tipo de realidad. Con respecto a sus contenidos, afirma que estos no responden a una traslación hacia el arte político sino a una denuncia en contra de la falta de humanidad.

En esta línea coincide el periodista de la revista Cambio Héctor Rincón: “Con la exposición de las humillaciones en la cárcel de Bagdad, el pintor insiste en obtener de la realidad una mirada trágica, tan trágica como la realidad, y con sus cuadros, valientes y necesarios, Fernando Botero se confirma como un cronista de esta época de la cual deja un testimonio honesto”.
 
Rincón escribe en su columna de esta semana, ‘Cronista de la época, que: “Los desastres de un carro bomba, la muerte del capo, la pompa de la realeza, como ejemplos, le han dado a Botero esa dimensión de retratista de lo que le pasa al mundo; aunque es ahora más crudo y más universal, con estos del infierno padecido por los prisioneros de Abu Ghraib a manos de la prepotencia de los soldados gringos inspirados y alentados por el espíritu criminal de sus gobernantes”.

Por el momento la polémica sigue abierta. La última palabra no se ha dicho todavía y mientras tanto, Botero aspira seguir trabajando los ocho días de la semana como siempre lo ha hecho, pintando lo que más le interesa y cree que puede interesar.

 
| Referencias (0)



Blog alojado en ZoomBlog.com

 

 

     Octubre 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Categorías
General [109] Sindicar categoría